I made this widget at MyFlashFetish.com.

jueves, 27 de diciembre de 2012

Fiel en lo pequeño.

"JESUS YO CONFIO EN TI"

Fiel en lo pequeño.



Jesús Misericordioso, amor de mis amores, hoy quiero pedirte la gracia especial de saber aprovechar todas las gracias, especialmente las gracias pequeñas y comunes, que me das a cada momento, porque sé muy bien que siendo fiel en lo poco, en lo pequeño y cotidiano, es como seré fiel también en lo grande y extraordinario, cuando llegue el momento.


Esta vida que a veces me parece tan gris, es propicia para ganar muchos méritos en tu presencia, porque aprovechando cada momento, cada inspiración tuya, Señor mío, es como me voy haciendo con un gran tesoro que disfrutaré plenamente en el Cielo, pero que ya aquí en la tierra me da felicidad y seguridad.


Jesús, enséñame a ser fiel a cada gracia, por pequeña que sea, porque el que es fiel en lo poco también será fiel en lo mucho, como Tú mismo lo has dicho en tu Santo Evangelio.



Sé muy bien que el que no sabe aprovechar las gracias pequeñas, no lo hará tampoco con las grandes gracias, y por eso te ruego que me des una exquisita sensibilidad para saber escuchar las inspiraciones del Espíritu Santo, sus mociones y movimientos para seguirlos a toda costa, y así ser fiel en todo, servidor tuyo y de María, tu Madre amadísima.



¡Bendito seas, Jesús Misericordiosísimo! ¡Ten compasión de mí que no sé aprovechar todas las ocasiones favorables que tu Providencia divina me ofrece a cada momento!



domingo, 2 de diciembre de 2012

Visitar a los enfermos.

"JESUS YO CONFIO EN TI"
Visitar a los enfermos.

Cuando uno está enfermo ve la realidad un poco distorsionada, y cree que Dios lo ha castigado e incluso se siente como maldecido por Dios.
Es entonces cuando el buen amigo o pariente debe ir a visitar al enfermo, para llevarle esperanza y asegurarle que Dios lo ama, que no lo ha rechazado, sino todo lo contrario, porque regalándole esa cruz de la enfermedad le está mostrando su predilección como lo hizo con su propio Hijo.
¡Cuánto agradecen los enfermos las visitas de los amigos, que los llenan de consuelos y les dan ánimo para seguir en el camino de la vida!
A veces una visita a un enfermo puede cambiar una vida, o dos vidas, la del enfermo y la de quien visita, e incluso puede cambiar muchas vidas, porque estas cosas influencian también a los parientes del enfermo y quizás a muchos otros. Se reanudan relaciones rotas o resquebrajadas, de derraman lágrimas de emoción por los reencuentros de largos años en separación, etc.
¡Qué lindo es tratar de ser buenos, de ser compasivos y misericordiosos! Porque Dios sólo eso quiere de nosotros, los hombres, que seamos buenos como Bueno es Él, y visitando a los enfermos practicamos un poco la bondad y nos hacemos más semejantes a Dios.
Jesús, en Vos confío.

VISITANTES DE....