I made this widget at MyFlashFetish.com.

jueves, 29 de julio de 2010

Aprovechar la Misericordia de Dios.


"JESUS YO CONFIO EN TI"

Aprovechar la Misericordia de Dios.
Dios es bueno y misericordioso para que nosotros lleguemos también a ser como Él, buenos y misericordiosos. ¡Ay del que aproveche la bondad de Dios para seguir en sus pecados y en sus vicios! Su infierno será tanto más horrendo, cuanto más ha despreciado esta misericordia de Dios.
Nunca debemos desconfiar de Dios, cualquiera sea el pecado o los pecados que hayamos cometido. Porque el demonio, después de hacernos pecar, nos quiere llevar a la convicción de que ese pecado es muy grande y que es imperdonable, y trata así de alejarnos cada vez más de Dios y de la confianza en Él, y nos lleva poco a poco a la desesperación, y así bajamos los brazos y ya no luchamos, nos sentimos abatidos y desanimados.
Esto es una gran tentación porque Dios todo lo perdona, basta que nosotros estemos arrepentidos. Jesús hubiera perdonado a Judas si éste se hubiera acercado a los pies del Maestro, confesándole el grandísimo pecado de deicidio, de matar a Dios. ¿Hay acaso pecado más grande y grave que éste? Y sin embargo Dios lo podía y lo quería perdonar, pero Judas no lo quiso así, y murió en su pecado. Que no nos suceda a nosotros lo mismo, y confiemos siempre en el perdón de Dios.
Jesús, en Vos confío.

sábado, 24 de julio de 2010

DIOS MIO, CREO EN TI


"JESUS YO CONFIO EN TI"

DIOS MIO, CREO EN TI

Creo en Ti Dios Padre, creo en Ti Dios Hijo,creo en Ti Dios Espíritu Santo,

pero aumentad mi fe.

Espero en Ti Dios Padre, espero en Ti Dios Hijo,espero en Ti Dios Espíritu Santo,

pero aumentad mi esperanza.

Te amo Dios Padre, te amo Dios Hijo, mi SeñorJesucristo Dios y hombre verdadero, te amo DiosEspíritu Santo,

pero aumentad mi amor.

Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al EspírituSanto, Gloria a la Santísima e indivisa Trinidad,como era en el principio, ahora y siempre.

Padre omnipotente, ayuda mi fragilidad y sácamedel abismo de mi miseria.

Sabiduría del Hijo,endereza todos mis pensamientos, palabras y obras de este día.

Amor del Espíritu Santo,sé el principio de todas las obras de mi alma,para que sean siempre conformes con la Voluntaddel Padre.

A Ti Padre Ingénito, a Ti Hijo Unigénito,a Ti Espíritu de Santidad, un solo Dios enTrinidad, de todo corazón te confieso, te bendigo ,te alabo.

A Ti, Trinidad Santísima se te dé siempre,todo honor, gloria y alabanza por toda la eternidad.Amen

viernes, 23 de julio de 2010

Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,


"JESUS YO CONFIO EN TI"


Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,"La Divina Misericordia en mi alma", con comentario
La voluntad de Dios.
523
Oh voluntad de Dios, Sé mi amor.
Oh Jesús mío, Tu sabes que por mi misma no hubiera escrito ni una sola letra y si escribo es por una clara orden de la santa obediencia [189]. Dios y las almas Sor M. Faustina del Santísimo sacramento [190]
Comentario:
Si queremos ser santos tenemos que cumplir la voluntad de Dios. Porque la santidad consiste en hacer coincidir nuestra voluntad con la voluntad de Dios, anular nuestra voluntad en la de Dios.
Si no hacemos esto, corremos el riesgo de perdernos eternamente, porque Dios ha fijado un camino para nosotros y recorriéndolo es como llegamos al Cielo.
A veces podemos equivocar el rumbo por un tiempo, pero luego debemos volver a la senda correcta.
Pidamos a Dios la gracia de su Misericordia sobre nosotros. Que la Divina Misericordia sea nuestra guía por el camino de la vida, para que si alguna vez, por el pecado, nos alejamos del camino correcto, Ella nos vuelva a ese camino.
Cada día que nos levantamos tenemos que hacer esta ofrenda de nosotros mismos a Dios, para que Él nos vaya guiando por su senda, que es la más segura para alcanzar la salvación eterna.
Jesús, en Vos confío.

CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA


"JESUS YO CONFIO EN TI"


CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA
A LAS 3 DE LA TARDE
Se utiliza un rosario común de cinco decenas.
1. Comenzar con un Padre Nuestro, Avemaría, y Credo.
2. Al comenzar cada decena (cuentas grandes del Padre Nuestro) decir:
"Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo,Nuestro Señor Jesucristo,para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero."
3. En las cuentas pequeñas del Ave María:
"Por Su dolorosa Pasión,ten misericordia de nosotros y del mundo entero."
4. Al finalizar las cinco decenas de la coronilla se repite tres veces:
"Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero." Según el diario de Santa María Faustina Kowalska"Alienta a las personas a decir la Coronilla que te he dado... Quien la recite recibirá gran misericordia a la hora de la muerte.
Los sacerdotes la recomendaran a los pecadores como su último refugio de salvación. Aun si el pecador mas empedernido hubiese recitado esta Coronilla al menos una vez, recibirá la gracia de Mi infinita Misericordia. Deseo conceder gracias inimaginables a aquellos que confían en Mi Misericordia." "Escribe que cuando digan esta Coronilla en presencia del moribundo, Yo me pondré entre mi Padre y el, no como Justo Juez sino como Misericordioso Salvador."


Diario de santa faustina



Coronilla de la Misericordia

Mensajes de Jesus

Consagracion a Jesus

Clikea cada uno

miércoles, 21 de julio de 2010

Misericordia sobre el mundo.


"JESUS YO CONFIO EN TI"

Misericordia sobre el mundo.
Jesús Misericordioso, tú quieres derramar tu infinita misericordia sobre el mundo, y nosotros los hombres, con nuestros pecados cada vez más graves, cerramos las puertas a tu misericordia y abrimos las puertas a tu justicia divina.
¡Qué insensatos somos, Señor! ¡Ojalá nos demos cuenta a tiempo de la locura que estamos cometiendo y nos arrepintamos de corazón y realicemos una sincera conversión, para que tú, Señor, vuelques sobre nosotros y sobre el mundo entero los torrentes de tu misericordia!
Jesús, apiádate de nosotros, que somos como locos que no saben lo que hacen. Hoy se cumple perfectamente la palabra que pronunciaste desde la Cruz: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”.
Y esa es la verdad, vamos como locos por el mundo sin saber ni lo que hacemos ni lo que decimos, y así hacemos sufrir a tu Sagrado Corazón y también causamos dolor a nuestros prójimos.
¡Señor, si no se cumple un milagro de tu misericordia, estamos perdidos! Por eso hoy queremos implorarte que tengas misericordia de nosotros y de todo el mundo, porque tú eres Bueno, y hasta tu Justicia es misericordiosa.
¡Gracias divino Jesús! ¡Te amamos con todo nuestro corazón!

viernes, 16 de julio de 2010

Mensaje de Misericordia


"JESUS YO CONFIO EN TI"


Mensaje de Misericordia
No abusar de la Misericordia.
Dios es infinitamente misericordioso y perdona todo a quien se arrepiente de corazón. Pero no hay que abusar de la misericordia de Dios, porque Dios es bueno, pero esa bondad divina no la debemos volver castigo para nosotros, sino que hay que aprovecharla para ser cada vez mejores, y no seguir confiando en que Dios es misericordioso y por eso podemos seguir haciendo lo que se nos da la gana, porque también sabemos que de Dios nadie se burla impunemente.
En Dios, Misericordia y Justicia son una misma cosa, y los que solo consideran la misericordia divina, tienen una noción parcial e incompleta de Dios.
Tengamos cuidado porque el tiempo de la Misericordia está para ceder al tiempo de la Justicia divina, y ¡ay de los que no se encuentren preparados y convertidos para ese entonces! No seamos como las cinco vírgenes necias que no se proveyeron aceite para sus lámparas, y así se quedaron afuera del banquete nupcial.
Jesús, en Vos confío.

jueves, 15 de julio de 2010

Fragmento del Diario de Santa Faustina, con comentario.


"JESUS YO CONFIO EN TI"

Fragmento del Diario de Santa Faustina, con comentario.
177 + Renovación de los votos. Desde la primera hora, cuando me desperté, en seguida mi alma se sumergió entera en Dios, en este océano de amor. Sentía que estaba toda sumergida entera en Él. Durante la Santa Misa mi amor hacia Él alcanzó una gran intensidad. Después de renovar los votos y de la Santa Comunión, de repente vi al Señor Jesús que me dijo con benevolencia: Hija Mía, mira Mi Corazón misericordioso. Cuando me fijé en este Corazón Santísimo, salieron los mismos rayos que están en la imagen, como Sangre y Agua, y entendí lo grande que es la misericordia del Señor. Y Jesús volvió a decir muy amablemente: Hija Mía, habla a los sacerdotes de esta inconcebible misericordia Mía. Me queman las llamas de la misericordia, las quiero derramar sobre las almas, [y] las almas no quieren creer en Mi bondad. De repente Jesús desapareció. Sin embargo, todo el día mi espíritu estuvo (89) sumergido en la sensible presencia de Dios, a pesar del ruido y de la conversación que suele haber después de los ejercicios espirituales. A mí eso no me molestó nada. Mi espíritu estaba en Dios, a pesar de que exteriormente yo tomaba parte en las conversaciones y hasta fui con una visita a Derdy [98].
Comentario:
Jesús se queja de que las almas no quieren creen en Su bondad. Pero nosotros los Apóstoles de la Divina Misericordia debemos ser los primeros en creer en la bondad de Dios, de Jesús, en su misericordia. Porque el demonio hará todo lo posible para que dudemos de la bondad de Dios, provocando accidentes, sufrimientos, enfermedades, ruinas, malentendidos, etc., y todo para que pensemos que eso viene de Dios y que entonces Dios no es bueno. Pero nosotros debemos "abrir el ojo" y creer firmemente que Dios es la Bondad infinita y si permite esas cosas es por amor y solo en el Cielo comprenderemos que todo ha sido siempre para que crezcamos en el amor y en la santidad. Lo que sí debemos hacer es rezar mucho, porque Dios concede gracias a quien reza. Él tiene las gracias preparadas para nosotros, pero si no rezamos no nos las concede, y así perdemos mucho y nos exponemos a no poder superar las pruebas de la vida. Así que a confiar en la Bondad y Misericordia de Dios y a orar.
Jesús, en Vos confío.

lunes, 12 de julio de 2010

AYUDAME SEÑOR




"JESUS YO CONFIO EN TI"


Fragmento del Diario de Santa Faustina, con comentario.
163 (78) JMJ Año 1937
Ejercicio general
+ Cuantas veces respira mi pecho, cuantas veces late mi corazón, cuantas veces pulsa la sangre en mi cuerpo, esa cantidad por mil, es el número de veces que deseo glorificar Tu misericordia, oh Santísima Trinidad.



+ Deseo transformarme toda en Tu misericordia y ser un vivo reflejo de Ti, oh Señor. Que este más grande atributo de Dios, es decir su insondable misericordia, pase a través de mi corazón al prójimo.



Ayúdame, oh Señor, a que mis ojos sean misericordiosos, para que yo jamás recele o juzgue según las apariencias, sino que busque lo bello en el alma de mi prójimo y acuda a ayudarla.



Ayúdame a que mis oídos sean misericordiosos para que tome en cuenta las necesidades de mi prójimo y no sea indiferente a sus penas y gemidos.



Ayúdame, oh Señor, a que mi lengua sea misericordiosa para que jamás hable negativamente de mis prójimos sino que tenga una palabra de consuelo y perdón para todos.



Ayúdame, oh Señor, a que mis manos sean misericordiosas y llenas de buenas obras para que sepa hacer sólo el bien a mi prójimo y cargue sobre mí las tareas más difíciles y más penosas.



Ayúdame a que mis pies sean misericordiosos para que siempre me apresure a socorrer a mi prójimo, dominando mi propia fatiga y mi cansancio. Mi reposo verdadero está en el servicio a mi prójimo.



Ayúdame, oh Señor, a que mi corazón sea misericordioso para que yo sienta todos los sufrimientos de mi prójimo. A nadie le rehusaré mi corazón. Seré sincera incluso con aquellos de los cuales sé que abusarán de mi bondad. Y yo misma me encerrare en el misericordiosísimo Corazón de Jesús. Soportaré mis propios sufrimientos en silencio. Que tu misericordia, oh Señor mío, repose dentro de mí.



+ Tú Mismo me mandas ejercitar los tres grados de la misericordia. El primero: la obra de misericordia, de cualquier tipo que sea. El segundo: la palabra de misericordia; si no puedo llevar a cabo una obra de misericordia, ayudaré con mis palabras. El tercero: la oración. Si no puedo mostrar misericordia por medio de obras o palabras, siempre puedo mostrarla por medio de la oración. Mi oración llega hasta donde físicamente no puedo llegar.
Oh Jesús mío, transfórmame en Ti, porque Tú puedes hacer todo.


Comentario:
¡Qué maravilla este texto! Sor Faustina pide ser misericordiosa, que sus miembros y sentidos sean misericordiosos. Y es que aquí está la clave de nuestra salvación: ser misericordiosos. Jesús proclama una bienaventuranza en su Evangelio: "Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia". No juzguéis y no seréis juzgados. No condenéis y no seréis condenados. Perdonad y seréis perdonados. Toda nuestra vida cristiana consiste en ser misericordiosos. No tenemos que ser duros con nuestros prójimos sino indulgentes y compasivos. Cuando más misericordiosos seamos, tanto más nos pareceremos a Dios cuyo atributo más grande es la Misericordia. Nosotros los Apóstoles de la Divina Misericordia, retengamos el anteúltimo párrafo de este texto de Sor Faustina para practicar las tres formas de misericordia, y en el día final estaremos más que felices.

domingo, 11 de julio de 2010

Oración. al comenzar la semana



Oración
.Sagrado Corazón de Jesús, en ti confío, “Confío el pasado a TU misericordia, el presente a TU amor, y el futuro a TU Divina Providencia”.
Señor, en el silencio de este día que comienza, vengo a pedirte la paz, la prudencia, la fuerza, la sabiduría y la humildad.
Hoy quiero mirar al mundo con ojos llenos de Amor, ser paciente, comprensivo, dulce y prudente. Ver por encima de las apariencias a tus hijos, como TU mismo los ves, y así no ver más que el bien en cada uno de ellos.
Cierra mis oídos a toda calumnia. Guarda mi lengua de toda maldad. Cierra mi corazón y mi imaginación a todo juicio y sospecha.
Que sólo los pensamientos caritativos permanezcan en mi espíritu.
Que sea tan benévolo y alegre que todos los que se acerquen a mí sientan Tu Presencia.
Sagrado Corazón de Jesús, revísteme de TI, y que a lo largo de este día y siempre, yo te irradie

Me canse de cargar maletas y las solté y ahora....


"JESUS YO CONFIO EN TI"

Me canse de cargar maletas y las solté y ahora....
Descanso de la carga de un dios inferior. ¿Por qué? Porque yo he encontrado al Señor.
Descanso de hacer las cosas a mi manera. ¿Por qué? Porque Él es mi pastor.
Descanso de los deseos interminables. ¿Por qué? Porque nada me faltará.
Descanso de la fatiga. ¿Por qué? Porque Él me hace descansar.
Descanso de la preocupación. ¿Por qué? Porque Él me guía.
Descanso de la desesperanza. ¿Por qué? Porque Él confortará mi alma.
Descanso de la culpa. ¿Por qué? Porque Él me guía por sendas de justicia.
Descanso de la arrogancia. ¿Por qué? Por amor de su nombre.
Descanso del temor a la muerte. ¿Por qué? Porque Él estará conmigo
Descanso de la sombra de la aflicción. ¿Por qué? Porque Él me guía.
Descanso del temor. ¿Por qué? Porque su presencia me conforta.
Descanso de la soledad. ¿Por qué? Porque Él está conmigo.
Descanso de la vergüenza ¿Por qué? Porque Él ha preparado mesa para mí en presencia de mis angustiadores.
Descanso de las desilusiones ¿Por qué? Porque Él me unge.
Descanso de la envidia. ¿Por qué? Porque mi copa rebosa.
Descanso de las dudas. ¿Por qué? Porque Él me sigue.
Descanso de la nostalgia ¿Por qué? Porque moraré en la casa del Señor por siempre.
Y mañana, cuando por hábito tome su equipaje, déjelo en el suelo nuevamente. Vuelva a dejarlo una y otra vez, hasta ese dulce día en que ya no lo levantará.
El Señor es mi pastor, nada me faltará.En lugares de verdes pastos me hace descansar; junto a aguas de reposo me conduce.El restaura mi alma; me guía por senderos de justicia por amor de su nombre. Salmo 23:1-3

miércoles, 7 de julio de 2010

ORACIÓN PARA OBTENER LA DIVINA MISERICORDIA


"JESUS YO CONFIO EN TI"

ORACIÓN PARA OBTENER LA DIVINA MISERICORDIA
¡Oh Dios de gran Misericordia! Bondad infinita, hoy toda la humanidad clama, desde el abismo de su miseria, a Tu Misericordia, a Tu Compasión. Oh Dios; y grita con la potente voz de la miseria. Dios indulgente, no rechaces la oración de los desterrados de esta tierra. Oh Señor, Bondad inconcebible que conoces perfectamente nuestra miseria y sabes que por nuestras propias fuerzas no podemos ascender hasta Ti, Te imploramos, anticípanos Tu Gracia y multiplica incesantemente Tu Misericordia en nosotros para que cumplamos fielmente Tu Santa Voluntad a lo largo de nuestras vidas y a la hora de la muerte. Que la omnipotencia de Tu Misericordia nos proteja de las flechas de los enemigos de nuestra salvación, para que con confianza, como Tus hijos, esperemos Tu última venida, ese día que conoces sólo Tú. Y a pesar de toda nuestra miseria, esperamos recibir todo lo que Jesús nos ha prometido, porque Jesús es nuestra esperanza; a través de Su Corazón Misericordioso, como a través de una puerta abierta, entramos en el Cielo. (Diario, 1570).

Señor Jesús, ¡quédate con nosotros!


"JESUS YO CONFIO EN TI"


Señor Jesús, ¡quédate con nosotros!
Tú, divino Caminante, experto de nuestras calzadas y conocedor de nuestro corazón, no nos dejes prisioneros de las sombras de la noche. Ampáranos en el cansancio, perdona nuestros pecados, orienta nuestros pasos por la vía del bien. Bendice a los niños, a los jóvenes, a los ancianos, a las familias y particularmente a los enfermos. Bendice a los sacerdotes y a las personas consagradas. Bendice a toda la humanidad. En la Eucaristía te has hecho “remedio de inmortalidad”: danos el gusto de una vida plena, que nos ayude a caminar sobre esta tierra como peregrinos seguros y alegres, mirando siempre hacia la meta de la vida sin fin.
Quédate con nosotros, Señor!
Quédate con nosotros! Amén.

martes, 6 de julio de 2010

Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,


"JESUS YO CONFIO EN TI"


Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,"La Divina Misericordia en mi alma", con comentario
Las Misericordias del Señor.
522 + Cantaré eternamente la misericordia del Señor
Delante de todo el pueblo,
Ya que éste es el mayor atributo de Dios
Y para nosotros un milagro continuo.

Brotas de la Divina Trinidad,
Pero de un único seno amoroso;
La misericordia del Señor aparecerá en el alma
En toda su plenitud, cuando caiga el velo.

De la fuente de Tu misericordia, oh Señor,
Fluyen toda felicidad y toda vida;
Y así, todas las criaturas y todas las cosas
Cantad con éxtasis el himno de la misericordia.

Las entrañas de la Divina Misericordia abiertas
Para nosotros,
Por la vida de Jesús extendido en la cruz;
No deberías dudar ni desesperar, oh pecador,
Sino confiar en la misericordia,
Porque tú también puedes ser santo.

Dos manantiales brotaron en forma de rayos,
Del Corazón de Jesús,
No para los ángeles, ni querubines, ni serafines,
Sino para salvar al hombre pecador.
Comentario:
Este cántico lo dice todo, pero podemos comentar que la misericordia de Dios no es para los ángeles o santos, sino para los pobres pecadores.
Así que estemos felices si somos o hemos sido grandes pecadores, porque justamente para nosotros están abiertas las puertas de la Misericordia de Dios, y podemos llegar a ser grandes santos.
Y si no tuvimos la desgracia de pecar mucho en el pasado, demos gracias también a la Misericordia divina que fue la que nos preservó de las caídas y pecados, porque por nosotros solos hubiéramos caído en las más vergonzosas faltas.
Adoremos la Misericordia de Dios, y seremos felices ya en este mundo, porque nadie que haya invocado la Misericordia de Dios, ha quedado confundido para siempre.
Jesús, en Vos confío.

domingo, 4 de julio de 2010

Jesús, tú eres Bueno


"JESUS YO CONFIO EN TI"

Jesús, tú eres Bueno
Jesús Misericordioso, tú eres Bueno, eres la bondad infinita hecha hombre, por eso hoy quiero pedirte que te apiades de mí, que soy un pobre pecador y que a veces siento miedo de ti. Pero tú me aseguras que tienes misericordia de los pobres pecadores, incluso de los más grandes y empedernidos pecadores, si éstos se arrepienten y van a ti con humildad y contrición. Y yo quiero ir a tus plantas y llorar mis pecados pasados y los que a veces cometo por debilidad. ¡Perdón, Señor! Tú que tienes tanta más misericordia cuanto más miserable es un alma, mira mi miseria tan grande y usa de tu bondad y misericordia para hacer de mí un santo, una estrella de tu Cielo.
Me animo a pedirte esto, Señor, porque sé que eres Bueno, y te gusta que te pidamos mucho, muchísimo, porque quieres dar muchísimo. Así se lo has revelado a Santa Faustina.
Hoy te pido que me des la gracia de ser un buen apóstol tuyo. Que no me avergüence de ti ante mis amistades y familiares, sino que con valentía te dé a conocer a todos, porque muchos andan lejos de ti y no saben la felicidad que es amarte.
Te amo, Jesús, y lo espero todo de ti. ¡Bendito seas por siempre, Señor!

viernes, 2 de julio de 2010

1er Viernes de mes: Cómo ganar el Cielo en 9 meses


"JESUS YO CONFIO EN TI"


1er Viernes de mes: Cómo ganar el Cielo en 9 meses
Devoción de los nueve viernes dedicados al Sagrado Corazón.

1er Viernes de mes: Cómo ganar el Cielo en 9 meses"Yo te prometo, en la excesiva misericordia de mi Corazón, que su amor omnipotente concederá a todos aquellos que comulguen nueve Primeros Viernes de mes seguidos, la gracia de la penitencia final: No morirán en desgracia mía, ni sin recibir sus Sacramentos, y mi Corazón divino será su refugio en aquél último momento."Eso le dijo el Sagrado Corazón de Jesús a Santa Margarita María de Alacoque (cuyo cuerpo permanece incorrupto a pesar de los 330 años transcurridos), el 16 de junio de 1675. Ver Catecismo: punto 478 y 2669Aprovechemos las innumerables gracias que Jesús concede a quienes desagravian su Sagrado Corazón los primeros Viernes de mes.Las Doce Promesas del Sagrado Corazón

1. Les daré todas las gracias necesarias para su estado de vida.

2. Les daré paz a sus familias.

3. Las consolaré en todas sus penas.

4. Seré su refugio durante la vida y sobre todo a la hora de la muerte.

5. Derramaré abundantes bendiciones en todas sus empresas.

6. Los pecadores encontrarán en mi Corazón un océano de misericordia.

7. Las almas tibias se volverán fervorosas.

8. Las almas fervorosas harán rápidos progresos en la perfección.

9. Bendeciré las casas donde mi imagen sea expuesta y venerada.

10. Otorgaré a aquellos que se ocupan de la salvación de las almas el don de mover los corazones más endurecidos.

11. Grabaré para siempre en mi Corazón los nombres de aquellos que propaguen esta devoción.

12. Yo te prometo, en la excesiva misericordia de mi Corazón, que su amor omnipotente concederá a todos aquellos que comulguen nueve Primeros Viernes de mes seguidos, la gracia de la penitencia final: No morirán en desgracia mía, ni sin recibir sus Sacramentos, y mi Corazón divino será su refugio en aquél último momento.Condiciones para ganar esta gracia:

1. Recibir la Sagrada Comunión durante nueve primeros viernes de mes de forma consecutiva y sin ninguna interrupción (obviamente, sin estar en pecado mortal, por ejemplo, por faltar a la Misa dominical). Se sugiere confesión con intención de reparar las ofensas al Sagrado Corazón.

2. Tener la intención de honrar al Sagrado Corazón de Jesús y de alcanzar la perseverancia final.

3. Ofrecer cada Sagrada Comunión como un acto de expiación por las ofensas cometidas contra el Santísimo Sacramento.

ORACIÓN PARA DESPUÉS DE CADA UNA DE LAS COMUNIONES DE LOS NUEVE PRIMEROS VIERNES

Jesús mío dulcísimo, que en vuestra infinita y dulcísima misericordia prometisteis la gracia de la perseverancia final a los que comulgaren en honra de vuestro Sagrado Corazón nueve primeros viernes de mes seguidos,acordaos de esta promesa y a mi, indigno siervo vuestro que acabo de recibiros sacramentado con este fin e intención, concededme que muera detestando todos mis pecados,creyendo en vos con fe viva, esperando en vuestra inefable misericordia y amando la bondad de vuestro amantísimo y amabilísimo Corazón. Amén.

ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS VIERNES

Jesús mío, os doy mi corazón, os consagro toda mi vida, en vuestras manos pongo la eterna suerte de mi alma y os pido la gracia especial de hacer mis nueve primeros Viernes con todas las disposiciones necesarias para ser partícipe de la más grande de vuestras promesas, a fin de tener la dicha de volar un día a veros y gozaros en el cielo. Amén.

ORACIONES PARA LOS NUEVE VIERNESPRIMER VIERNES

Yo te prometo, en el exceso de la misericordia de mi corazón, que mi amor omnipotente concederá a todos los que comulguen los primeros viernes de mes, durante nueve meses consecutivos, la gracia de la penitencia final, y que no morirán en mi desgracia, ni sin recibir los Santos Sacramentos, asegurándoles mi asistencia en la hora postrera.¡Oh buen Jesús, que prometisteis asistir en vida, y especialmente en la hora de la muerte, a quien invoque con confianza vuestro Divino Corazón! Os ofrezco la comunión del presente día, a fin de obtener por intercesión de María Santísima, vuestra Madre, la gracia de poder hacer este año los nueve primeros viernes que deben ayudarme a merecer el cielo y alcanzar una santa muerte. Amén.

Oración Final: Jesús mío, os doy mi corazón...

Oración para después de la Comunión: Jesús mío dulcísimo,...

SEGUNDO VIERNES

Les daré todas las gracias necesarias a su estado.Jesús misericordioso, que prometisteis, a cuantos invoquen confiados vuestro Sagrado Corazón, darles las gracias necesarias a su estado: os ofrezco mi comunión del presente día para alcanzar, por los méritos e intercesión de vuestro Corazón Sacratísimo, la gracia de una tierna, profunda e inquebrantable devoción a la Virgen María.Siendo constante en invocar la valiosa providencia de María, Ella me alcanzará el amor a Dios, el cumplimiento fiel de mis deberes y la perseverancia final. Amén.Oración Final: Jesús mío, os doy mi corazón...Oración para después de la Comunión: Jesús mío dulcísimo,...

TERCER VIERNESPondré paz en las familias. Bendeciré los lugares donde se venera la imagen de mi Corazón.Jesús amantísimo, que prometisteis bendecir las casas donde se venera la imagen de vuestro Sagrado Corazón, yo quiero que ella presida mi hogar; os ofrezco la comunión del presente día para alcanzar por vuestros méritos y por la intercesión de Vuestra Santa Madre que todos y cada uno de los miembros de mi familia conozcan sus deberes; los cumplan fielmente y logren entrar en el cielo, llenas las manos de buenas obras.¡Oh Jesús, que os complacéis en alejar de nuestro hogar las disensiones, las enfermedades y la miseria! Haced que, vuestra vida sea una no interrumpida acción de gracias por tantos beneficios. Amén.Oración Final: Jesús mío, os doy mi corazón...Oración para después de la Comunión: Jesús mío dulcísimo,...

CUARTO VIERNESSeré su consuelo en todas las tribulaciones.Jesús mío, que prometisteis consuelo a cuantos a Vos acuden en sus tribulaciones: os ofrezco mi Comunión del presente día para alcanzar de vuestro Sagrado Corazón y del Corazón Inmaculado de vuestra Madre Santísima la gracia de venir al Sagrario a pedir fuerza y consuelo cuantas veces me visiten las penas. ¡Oh Jesús, oh María, consolad y salvad a los que sufren! ¡Haced que ninguno de sus dolores se pierda para el cielo! Amén.Oración Final: Jesús mío, os doy mi corazón...Oración para después de la Comunión: Jesús mío dulcísimo,...

QUINTO VIERNESDerramaré copiosas bendiciones en todas sus empresas.Jesús mío, que prometisteis bendecir los trabajos de cuantos invoquen confiados Vuestro Divino Corazón: os ofrezco la comunión del presente día para alcanzar por vuestra Santísima Madre la gracia de que bendigáis mis estudios, mis exámenes, mi oficio, y todos los trabajos de mi vida.Renuevo el inquebrantable propósito de ofreceros cada mañana al levantarme, y por mediación de la Santísima Virgen, las obras y trabajos del día..., y de trabajar con empeño y constancia para complaceros y alcanzar en recompensa el cielo. Amén.Oración Final: Jesús mío, os doy mi corazón...Oración para después de la Comunión: Jesús mío dulcísimo,...

SEXTO VIERNES

Los pecadores hallarán en mi Corazón un océano de misericordia.Sagrado Corazón de Jesús, siempre abierto a los pecadores arrepentidos: os ofrezco la comunión del presente día para alcanzar por vuestros méritos infinitos y por los de vuestra Santísima Madre la conversión de cuantos obran mal. Os suplico, ¡buen Jesús!, inundéis su corazón de un gran dolor de haberos ofendido. Haced que os conozcan y os amen. Dispensadme la gracia de amaros más y más y en todos los instantes de mi vida, para consolaros y reparar la ingratitud de quienes os olvidan. Amén.Oración Final: Jesús mío, os doy mi corazón...Oración para después de la Comunión: Jesús mío dulcísimo,...

SÉPTIMO VIERNESLas almas tibias hallarán fervor. Las almas fervorosas llegarán presto a la perfección.Sin vuestro auxilio, Jesús mío, no podemos avanzar en el camino del bien. Señor, por mediación de la Virgen María, os ofrezco la comunión de este día para que avivéis en mi alma el amor a vuestro Corazón Sagrado y concedáis este amor a cuantos no lo sienten. Ayudado de vuestra divina gracia lucharé, Señor, para que cada semana, cada mes, avance un poco en la virtud que más necesito.Amén.Oración Final: Jesús mío, os doy mi corazón...Oración para después de la Comunión: Jesús mío dulcísimo,...

OCTAVO VIERNES

Daré a cuantos trabajan por la salvación de las almas el don de ablandar los corazones más endurecidos.Sagrado Corazón de Jesús, que prometisteis inspirar a los que trabajan por la salvación de las almas aquellas palabras que consuelan, conmueven y conservan los corazones; os ofrezco mi comunión de hoy para alcanzar, mediante la intercesión de María Santísima, la gracia de saber consolar a los que sufren y la gracia de volver a Vos, Señor, a los que os han abandonado.¡Dulce Salvador mío, concededme y ayudadme a salvar almas! ¡Son tantos y tantos los desgraciados que empujan a los demás por el camino del vicio y del infierno! Haced, Señor, que emplee toda mi vida en hacer mejores a los que me rodean y en llevarlos conmigo al cielo. Amén.Oración Final: Jesús mío, os doy mi corazón...Oración para después de la Comunión: Jesús mío dulcísimo,...

NOVENO VIERNES

Guardaré recuerdo eterno de cuanto un alma haya hecho a mayor gloria de mi Corazón. Los que propaguen esta devoción tendrán su nombre escrito en mi Corazón, de donde no será borrado.Os ofrezco, Jesús mío, la Comunión del presente día para alcanzar la gracia de saber infundir en el alma de cuantos me rodean ilimitada confianza en vuestro Corazón Divino. Dadme cuanto necesito para llevar a Vos a los que luchan, a los que lloran, a los caídos, a los moribundos. Y dignaos, ¡oh Jesús!, escribir hoy mi nombre en vuestro Corazón y decir a los ángeles que rodean vuestro Tabernáculo: Este nombre es el de un devoto que, amándome mucho, quiere consolarme del olvido e ingratitud de tantos hombres.Amén.

Oración Final: Jesús mío, os doy mi corazón...Oración para después de la Comunión: Jesús mío dulcísimo,...

jueves, 1 de julio de 2010

CONSAGRACION A LA SANGRE PRECIOSA DE JESUCRISTO


"JESUS YO CONFIO EN TI"

CONSAGRACION A LA SANGRE PRECIOSA DE JESUCRISTO
(Rezar posibilmente diariamente meditando)

Consciente de mi nada y de Tu Sublimidad, Misericordioso Salvador, me postro a Tus pies, y Te agradezco por la gracia que has mostrado hacia mi, ingrata criatura.
Te agradezco especialmente por liberarme, mediante Tu Sangre Preciosa, del poder destructor de Satanás.
En presencia de mi querida Madre María, mi Ángel Custodio, mi Santo patrono y de toda la corte celestial, me consagro voluntariamente, con corazón sincero, oh queridísimo Jesús, a tu Preciosa Sangre, por la cual has redimido al mundo del pecado, de la muerte y del infierno.
Te prometo, con la ayuda de tu gracia y con mi mayor empeño, promover y propagar la devoción a Tu Sangre Preciosa, precio de nuestra redención, a fin de que Tu Sangre Adorable sea honrada y glorificada por todos.
De esta manera, deseo reparar por mi deslealtad hacia Tu Preciosa Sangre de Amor, y compensarte por las muchas profanaciones que los hombres cometen en contra del Precioso Precio de su salvación.
¡Oh, si mis propios pecados, mi frialdad y todos los actos irrespetuosos que he cometido contra Ti, oh Santa y Preciosa Sangre, pudieran ser borrados!
He aquí, querido Jesús, que te ofrezco el amor, el honor y la adoración que tu Santísima Madre, tus fieles discípulos y todos los santos han ofrecido a tu Preciosa Sangre. Te pido que olvides mi falta de fe y frialdad del pasado, y que perdones a todos los que te ofenden.
¡Oh Divino Salvador, rocíame a mí y a todos los hombres con tu Preciosa Sangre, a fin de que te amemos, oh Amor Crucificado, de ahora en adelante con todo nuestro corazón, y que dignamente honremos el Precio de nuestra salvación! Amén.

Bajo Tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies las súplicas que te hacemos en nuestras necesidades, antes bien, líbanos de todos los peligros, ¡oh Virgen Gloriosa y Bendita!

NUEVA LETANÍA A LA SANGRE PRECIOSA DE CRISTO


"JESUS YO CONFIO EN TI"

NUEVA LETANÍA A LA SANGRE PRECIOSA DE CRISTO

Ordenada por el Papa Juan XXIII El mismo Papa que mandó inscribir en el Ritual de la Iglesia esta letanía nos mandaba también añadir, antes de la reserva del Santísimo Sacramento, la alabanza: ¡Bendita sea su preciosísima Sangre! ¿Por qué?... Esa Sangre por la que fuimos salvados merece una devoción especial. Además, es un reconocimiento agradecido al amor de Jesucristo, que no ahorró ningún sufrimiento a fin de ganarse el amor de nuestros corazones.

Señor Jesucristo, que con tú Sangre limpias el pecado del mundo y nos mereces la salvación.¡Sálvanos ahora y siempre!

Señor ten piedad.Cristo, ten piedad.-Señor ten piedad. -

Cristo, óyenos-Cristo, escúchanos.Dios, Padre Celestial, ten piedad.Dios, hijo Redentor del mundo, ten piedad.

Dios, Espíritu Santo, ten piedad.

Trinidad Santa, que eres un sólo Dios, ten piedad.

***RESCÁTANOS (se repite en cada una)-

Sangre de Cristo, Hijo Unigénito del Eterno Padre.-

Sangre de Cristo, del Verbo de Dios hecho Hombre.-

Sangre de Cristo, de la Nueva y Eterna Alianza.-

Sangre de Cristo, caída en la tierra durante la agonía del Huerto.-

Sangre de Cristo, que corrió abundante durante la flagelación.-

Sangre de Cristo, vertida de la cabeza en la coronación de espinas.-

Sangre de Cristo, derramada en la cruz.-

Sangre de Cristo, precio de nuestra salvación. -

Sangre de Cristo, con la cual hay redención de los pecados.-

Sangre de Cristo, bebida nuestra en la Eucaristía y baño de las almas.-

Sangre de Cristo, Manantial de misericordia-

Sangre de Cristo, Río de misericordia-

Sangre de Cristo, Lago de misericordia-

Sangre de Cristo, Catarata de misericordia-

Sangre de Cristo, Mar de misericordia-

Sangre de Cristo, Océano de misericordia-

Sangre de Cristo, victoria sobre el demonio.-

Sangre de Cristo, fuerza de los mártires.-

Sangre de Cristo, vigor de los confesores de la fe.-

Sangre de Cristo que engendra vírgenes.-

Sangre de Cristo, fortaleza de los que peligran.-

Sangre de Cristo, alivio de los que sufren.-

Sangre de Cristo, consuelo en la aflicción.-

Sangre de Cristo, esperanza del pecador.-

Sangre de Cristo, seguridad de los moribundos.-

Sangre de Cristo, paz y delicia de los corazones.-

Sangre de Cristo, prenda de la vida eterna.-

Sangre de Cristo, liberación de las almas del purgatorio.-

Sangre de Cristo, digna de toda gloria y honor.-

Nos has redimido, Señor, con tu Sangre.-Y has hecho de nosotros un Reino para nuestro Dios

Oremos. Dios todopoderoso y eterno, que te aplacaste con la Sangre de tu Hijo Jesucristo, constituido Redentor del mundo. Al venerar esta Sangre Sagrada, líbranos de todo mal y danos la alegría del cielo. Amén

VISITANTES DE....