I made this widget at MyFlashFetish.com.

miércoles, 6 de febrero de 2013

Quince minutos con Jesús Misericordioso

"JESUS YO CONFIO EN TI"

Quince minutos con Jesús Misericordioso



Por mi familia. 
Querido Jesús Misericordiosísimo, hoy quiero pedirte especialmente por mi querida familia, y quiero poner a todos mis seres tan queridos al amparo de tus divinos rayos de misericordia que brotan de tu Corazón abierto.
Sé muy bien que hay muchos peligros en el mundo. Peligros de accidentes y desgracias y, sobre todo, peligros espirituales, del alma, de perder la fe y la gracia. Por eso es que quiero pedirte muy especialmente por los míos, para que vivan felices en medio de las pruebas que todos debemos pasar, y los quiero a todos conmigo en el Cielo, para que todos juntos, en familia, alabemos para siempre tu Misericordia infinita.
Jesús, ten compasión de los que son más débiles en mi familia, y socórrelos, también en lo material, porque el hombre muchas veces se acerca a Ti cuando las cosas materiales les van bien. Es por ello que te ruego que les proveas de todo lo necesario a mis familiares, para que de las cosas materiales eleven la mirada hacia Ti y se salven, porque quien te ama, ya está salvado.
¡Y por los niños, Señor!, especialmente te pido por los niños de mi familia, los que viven ahora, y los que vendrán con el tiempo, para que todos lleguen a ser hombres y mujeres de bien, libres de los vicios, y amorosos con sus padres y con sus hermanos.
En definitiva, Señor, te pido TODO para los míos, porque Tú eres infinitamente rico y te gusta dar mucho, muchísimo, a quien confía en Ti, y yo confío en Ti.
¡Bendito seas Señor, ten compasión de mí y de todos nosotros, nuestra familia, y también del mundo entero, porque los hombres sólo podemos ser felices, cuando Tú intervienes en nuestras vidas y las consuelas y embelleces con tus divinas gracias y dones celestiales!
¡Te amo, Señor, y concédeme la gracia de verte amado por todos los míos, en el tiempo y en la eternidad!

lunes, 4 de febrero de 2013

Obras de Misericordia

"JESUS YO CONFIO EN TI"


Obras de Misericordia


Consuelo en la enfermedad.



Todos los días debemos rezar por los enfermos, aunque no podamos ir a visitarlos, debemos rezar por ellos, porque es muy triste cuando uno está enfermo, en el lecho del dolor. Y muchas veces Dios permite que enfermemos, para que después de restablecidos, comprendamos lo que significa estar enfermos, y seamos misericordiosos con quienes lo están.



Una buena costumbre sería el rezarle al ángel de la guarda de cada enfermo, para que le lleve alivio a su custodiado, y que le dé esperanzas, o si no pudo dormir en la noche, que pueda conciliar el sueño al menos por algunas horas; y si tiene dolores, que al menos se calmen por unos momentos; y en fin, que les dé esperanzas y alivio, no sólo a los enfermos, sino a los que tienen la misión de cuidarlos, ya sean los médicos, los enfermeros, o los parientes que los asisten.



Ya el Señor nos dice en el Evangelio que obtendrán misericordia quienes sean misericordiosos. Y esto no sólo es para obtener la misericordia de Dios, sino que si somos misericordiosos con los hermanos que sufren, que están enfermos, también los hombres serán misericordiosos cuando nos llegue el turno a nosotros. Y si por alguna razón los hombres no nos asisten en aquella hora de dolor y sufrimientos, al menos Dios nos dará sus consuelos, porque se cosecha lo que se siembra. Sembremos amor, y recogeremos amor, ya sea de los hombres, o también de Dios y de María Santísima.



Jesús, en Vos confío.



VISITANTES DE....