I made this widget at MyFlashFetish.com.

martes, 23 de abril de 2013

Corazón misericordioso.

"JESUS YO CONFIO EN TI"
 
Corazón misericordioso. 

Jesús hoy quiero pedirte que me des un corazón misericordioso y compasivo, porque de ello depende mi salvación, ya que efectivamente quien es misericordioso con los hermanos, también alcanzará misericordia de Ti.
Que yo jamás me endurezca en el egoísmo que cada vez domina más en este mundo, y que siempre tenga un corazón de carne, dispuesto a compadecerse de las angustias y penas de los demás y siempre abierto a escuchar y consolar a todos, escondiendo las propias penas en tu Sacratísimo Corazón.
Jesús, el mundo en que vivo me quiere amargar la vida, me quiere volver duro e insensible para con las necesidades de los hermanos, en especial para quienes más abandonados están. ¡No lo permitas, Señor! Antes envíame la muerte, pero que no me vuelva malo y duro, porque eso me llevaría lejos de tu camino, y con  peligro de perderme para siempre en el Abismo infernal.
Tú, Jesús, perdonas muchas cosas, muchísimas; pero no perdonas la dureza de corazón. Es que con un acto brusco podemos hacer que un alma se desespere y se pierda, o incluso que sean muchas las almas que se pierdan por una dureza nuestra hacia ellas.
Señor, tú sabes que el demonio quiere volverme malo, y Tú haces todo lo posible para que yo siga siendo bueno y dulce, manso y amable como Tú. Ojalá venzas Tú, Señor, en mi corazón, para que yo alguna vez pueda volar feliz a tu Paraíso, donde no entran los malos y duros de corazón.

domingo, 21 de abril de 2013

Aprovechemos el tiempo.

"JESUS YO CONFIO EN TI"
Aprovechemos el tiempo. 
¡Hay tantas miserias en el mundo! Y no creamos que Dios no las podría remediar en un abrir y cerrar de ojos, sino que por un designio de su Providencia infinita, ha querido, o al menos permite, que haya estas miserias de todas clases, para darnos la oportunidad a nosotros de practicar la compasión y la misericordia.
A veces estamos deseosos por hacernos de una fortuna material y buscamos cielo y tierra para ganar dinero o bienes materiales. Y no nos damos cuenta de que al alcance de la mano tenemos una fortuna mucho mayor, que son nuestros prójimos sufrientes, que si los socorremos con caridad, entonces nos hacemos de una fortuna incorruptible que nos esperará en el Cielo.
Pero no creamos que esto nos traerá sólo bienes espirituales para gozar en el Paraíso, porque ya aquí en la tierra gozaremos de esos bienes, ya que el Señor no se deja ganar en generosidad y a Él le gusta que tengamos para dar, por eso volcará en nuestro regazo un cúmulo de bienes espirituales, morales y hasta materiales, para que socorramos cada vez mejor a nuestros hermanos menos favorecidos y alcanzados por la desgracia.
Busquemos los tesoros donde hay que buscarlos, en los que sufren, en los pobres no sólo materiales sino sobre todo en los pobres espirituales, los abandonados, los despreciados, los pecadores.
Si hacemos así, entonces no sólo que nadaremos en la abundancia, incluso material cuando sea conveniente, sino que tendremos una conciencia tranquila, limpia, y viviremos felices, con un fuego de amor en el corazón y la alegría de estar haciendo que este mundo sea menos triste y amargo de lo que es.
Jesús, en Vos confío.

VISITANTES DE....