I made this widget at MyFlashFetish.com.

lunes, 28 de febrero de 2011

sábado, 26 de febrero de 2011

Promesa de Jesús

"JESUS YO CONFIO EN TI"


Promesa de Jesús.

1. Nuestro Misericordiosísimo Redentor, después de conquistar la salvación del linaje humano en el madero de la Cruz y antes de su ascensión al Padre desde este mundo, dijo a sus apóstoles y discípulos, acongojados de su partida, para consolarles: «Mirad que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo» (Mt 28, 20). Voz dulcísima, prenda de toda esperanza y seguridad; esta voz, venerables hermanos, viene a la memoria fácilmente cuantas veces contemplamos desde esta elevada cumbre la universal familia de los hombres, de tantos males y miserias trabajada, y aun la Iglesia, de tantas impugnaciones sin tregua y de tantas asechanzas oprimida.

(Encíclica “Miserentissimus Redemptor”)

Comentario:

El Señor Jesús nos ha hecho una promesa que fielmente mantendrá porque es Dios. La promesa es de quedarse con nosotros hasta el fin del mundo.

Jesús ha subido al Cielo, y está sentado a la derecha de Dios Padre. Pero Jesús también se ha querido quedar misteriosamente en la Eucaristía, que es su mismo Corazón.

Dios está en todas partes, y Jesús, como Dios que es, está en todas partes. Pero como hombre, Jesús está en la hostia consagrada y en el Cielo.

El Sacratísimo Corazón de Jesús no nos abandona, y basta que vayamos a algún sagrario de la tierra, para encontrar el alivio a nuestras cargas, y el consuelo que nos da el Corazón de Cristo.

Dios cumple sus promesas, tengámoslo presente para cuando la oscuridad cubra el mundo y nuestras almas; para cuando la tentación quiera morder nuestro corazón y hacernos dudar de que Jesús cuida y cuidará siempre de nosotros, sus hijos.

Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío.

viernes, 25 de febrero de 2011

DIOS SIEMPRE ESTÁ CONTIGO

"JESUS YO CONFIO EN TI"
DIOS SIEMPRE ESTÁ CONTIGO


Cuando el caminar parezca pedregoso y difícil, cuando las ofensas
traten de herirte, cuando las palabras no salgan, y no puedas
hablar, cuando todos te condenen... recuerda: Dios está contigo.

Cuando la inseguridad te agobie, cuando el dolor y la amargura te
invadan, cuando parezca que te han abandonado, cuando la enfermedad
se vuelva agresiva... recuerda: Dios está contigo.

Cuando seas perseguido y humillado, cuando prediques la Palabra y
creas que no la han recibido, cuando el caminar parezca doloroso...
recuerda: Dios está contigo.

Cuando hablen mal de ti, cuando te sientas débil, cuando te sientas
solo, cuando digas:" No puedo más"
¡Sí puedes! porque Dios está contigo.

"Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor por
nosotros, nos dio vida con Cristo, aun cuando estábamos muertos en
pecados. ¡Por gracia ustedes han sido salvados! Y en unión con
Cristo Jesús, Dios nos resucitó y nos hizo sentar con él en las
regiones celestiales, para mostrar en los tiempos venideros la
incomparable riqueza de su gracia, que por su bondad derramó sobre
nosotros en Cristo Jesús. Porque por gracia ustedes han sido
salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el
regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte. Porque somos
hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las
cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en
práctica" Efesios 2:4:10

Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,

"JESUS YO CONFIO EN TI"

 

Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,
"La Divina Misericordia en mi alma", con comentario

Exigencia. 
537 Cada religiosa vivirá en una celda individual, pero será conservada la vida comunitaria, se reunirán todas para la oración, la comida y el recreo. Cada religiosa, después de emitir la profesión (13) nunca más verá el mundo, ni siquiera por la reja que será tapada con un paño oscuro, y también los coloquios serán estrictamente limitados. Será como una persona muerta a la que el mundo no comprende y la que no comprende al mundo. Ha de presentarse entre el cielo y la tierra, e implorar incesantemente a Dios su misericordia para el mundo, y la fortaleza para los sacerdotes, para que sus palabras no resuenen en vano, y para que ellos mismos logren mantenerse [en] esta inconcebible dignidad, tan expuestos, sin ninguna mancha... A pesar de ser pocas estas almas, serán heroicas. No habrá lugar para las almas cobardes ni débiles. 
Comentario: 
Las almas se salvan con la oración y el sufrimiento, y es por eso que Sor Faustina pone estas reglas tan duras para la futura congregación que tendrá la misión de implorar la misericordia de Dios para el mundo.
Por supuesto que estas almas deberán tener vocación, es decir, ser llamadas por el mismo Dios a este sublime estado, ya que de lo contrario no podrían soportar estas cosas.
Aún estando en el mundo, debemos tratar de no ser ni cobardes ni débiles, porque Dios no quiere a los cobardes, y hay que ser muy valientes para hablar de Dios en el mundo de hoy, impregnado de paganismo y burlón de las cosas sagradas.
Pero no nos desanimemos si somos así, débiles y miedosos, porque Dios nos comprende y nos ayudará a que un día lleguemos a ser valientes y fuertes como los mártires, puesto que eso no viene de la carne y de la sangre, sino que lo otorga el Espíritu Santo, que con su Don de Fortaleza, da vigor a los santos para que soporten el martirio.
Entonces tengamos confianza en Dios y no nos desalentemos si no somos como deberíamos ser, porque Dios nos ama así, como somos, y con el tiempo nos irá modelando a su gusto, solo debemos dejarnos modelar por Él.
Jesús, en Vos confío.

jueves, 24 de febrero de 2011

SI ME FALTAS TU POR LA HERMANA GLENDA.wmv



"JESUS YO CONFIO EN TI"

Inúndame de gracias.

"JESUS YO CONFIO EN TI"

Inúndame de gracias. 
Jesús Misericordioso, Rey del Cielo y de la tierra, te ruego hoy que me llenes de tus gracias, no tanto para mí, sino para que yo pueda repartirlas a mis seres queridos y a mis amigos, porque ellos a veces están lejos de ti, y por eso yo quiero hacer de intermediario entre tu Divino Corazón y sus almas.
Jesús mío, ten misericordia de mí, que soy un pobrecito pecador. Yo confío en ti ciegamente y sé que me colmarás de gracias y favores celestiales por encima de mi esperanza, ya que tú no defraudas al alma que va con confianza a tu Corazón.
Señor mío, quiero hacer grandes cosas por ti y por tu amor. Tengo el corazón que se me sale de mi cuerpo para volar a ti. Quiero ser tu apóstol intrépido y darte gusto en todo lo que quieras de mí. Te entrego todo lo que soy y lo que tengo y solo te pido que me des tu amor y tu gracia y con eso me basta.
¡Bendito seas Jesús, que estás siempre pensando en mí y en la forma de enriquecerme con tus dones! ¡Gracias Jesús, porque me amas y porque yo te amo! Estoy feliz de que seas un Dios tan bueno, de que existes, de que me amas tanto, y de que me colmes con tantas delicadezas de tu parte. Soy todo tuyo y espero serlo para siempre en el Cielo, en donde espero darte gracias por los siglos de los siglos y no separarme más de ti.
¡Bendito seas por siempre, Señor!

miércoles, 23 de febrero de 2011

Misericordia para el mundo.

"JESUS YO CONFIO EN TI"


Misericordia para el mundo. 


 14-12-83                                          (ex 7)                                                  PM 43

Pide en tus intenciones, en la manera en que lo estás haciendo:

"Que el Señor tenga misericordia con el mundo entero,
y que el mundo entero responda a su llamado de conversión,
que el hombre se entregue totalmente a Dios
y que no deje pasar este momento tan especial".

"Dad a conocer mi Novena, que todos tengan oportunidad de hacerla y pedir al Señor por todos ellos; vosotros seguidla fielmente, no la cortéis, unidos debéis rezar y pedir. Yo la mandé, respetadla...".

Leed: Hebr. 10, 19-25; 11, 1-3

      EL ACERCAMIENTO A DIOS POR JESUCRISTO

10,19 Por lo tanto, hermanos, tenemos plena seguridad de que podemos entrar en el Santuario por la sangre de Jesús,
10,20 siguiendo el camino nuevo y viviente que El nos abrió a través del velo del Templo, que es su carne.
10,21 También tenemos un Sumo Sacerdote insigne al frente de la casa de Dios.
10,22 Acerquémonos entonces, con un corazón sincero y lleno de fe, purificados interiormente de toda mala conciencia y con el cuerpo lavado por el agua pura.
10,23 Mantengamos firmemente la confesión de nuestra esperanza, porque Aquél que ha hecho la promesa es fiel.
10,24 Velemos los unos por los otros, para estimularnos en el amor y en las buenas obras.
10,25 No desertemos de nuestras asambleas, como suelen hacerlo
         algunos; al contrario, animémonos mutuamente, tanto más
         cuanto que vemos acercarse el Día.

Cap. 11, Vers. 1-3

      EL VALOR DE LA FE

11,1   Ahora bien, la fe es la garantía de los bienes que se esperan, la plena certeza de las realidades que no se ven.
11,2   Por ello nuestros antepasados fueron considerados dignos de aprobación.
11,3   Por la fe, comprendemos que la Palabra de Dios formó el mundo, de manera que lo visible proviene de lo invisible.
 (Mensaje de María del Rosario de San Nicolás)  
Comentario: 
La Virgen pide que en cada Rosario, cuando formulamos las intenciones, pidamos para que el Señor tenga misericordia con el mundo entero.
Y es que este mundo está tocando fondo y ya no puede levantarse por sí mismo, sino que necesita de la mano de Dios para salir del abismo en que ha caído. Por eso tenemos que pedir en cada Rosario para que Dios se apiade de este mundo que se ha alejado de Él y es conducido por Satanás al más profundo de los abismos.
Cuando todo parezca perdido entonces Dios intervendrá; cuando el demonio parezca haber conseguido su triunfo definitivo, entonces será aplastado por el pie virginal de María que, junto con sus hijos consagrados a Ella, derrotarán al diablo y a todos sus secuaces.
Recemos el Rosario de la Virgen y la Coronilla de la Misericordia para que esto se cumpla cuanto antes, y para alejar los castigos merecidos mil veces por los hombres, para que florezca todavía el tiempo de la Misericordia y el perdón.

OBRAS

"JESUS YO CONFIO EN TI"

Dar buen consejo al que lo necesita. 
¡Cuánto bien puede hacer un buen consejo! ¡Y cuánto mal puede hacer un mal consejo!
Una de las obras de misericordia espirituales es esta de dar buen consejo al que lo necesita. Y podemos tomar el ejemplo de la Virgen, que dio el Buen Consejo a los servidores de las Bodas de Caná: “Hagan todo lo que Él les diga”.
Así también nosotros debemos aconsejar a nuestros hermanos con las enseñanzas del Evangelio, cuando vemos que lo necesitan y es el momento oportuno.
Dar consejo no es ordenar, sigo sugerir, ponerse en el lugar del otro y, caminando un tiempo con sus zapatos, tratar de aconsejar de la mejor manera posible, especialmente inspirados por el Espíritu Santo que nos dirá la forma y el modo de dar el consejo, ya que Él es quien da la luz que tanto necesitamos para cumplir con esta obra de misericordia.
No tenemos que ser sermoneadores y corregir a todas horas, cansando y desalentando a los hermanos, sino que tenemos que saber ser prudentes y aconsejar cuando la otra persona lo necesita y nosotros estamos capacitados para hacerlo.
Si tenemos buena voluntad, paciencia y amor, Dios hará el resto y nos dará palabras sabias para aconsejar cristianamente.

martes, 22 de febrero de 2011

Salmo 23 cantado



"JESUS YO CONFIO EN TI"

La Misericordia de Dios es infinita.

La Misericordia de Dios es infinita. 

La Misericordia de Dios es infinita, pero nosotros podemos limitarla por nuestra falta de confianza en ella.
La Misericordia de Dios es infinita, pero nosotros no somos eternos, y solo podemos recibir la Misericordia divina en el tiempo de vida que tenemos en este mundo, ya que luego viene la muerte y el juicio, y ya no será tiempo de misericordia sino de Justicia.
La Misericordia de Dios es una puerta abierta hacia el Cielo, hacia la salvación. Pero ya el Señor nos avisa que de un momento a otro el dueño de casa se levantará y cerrará la puerta, y los que queden afuera llorarán y se lamentarán. Por eso aprovechemos el tiempo de vida que Dios nos concede para arrepentirnos de nuestros pecados y confesarnos con el sacerdote, porque esta es la puerta a la que se refiere el Señor, y que se puede cerrar de un momento a otro con nuestra muerte, y ya no tendremos modo de entrar por ella, y nos condenaremos para siempre. Esto tal vez nos asuste un poco, pero es mejor asustarse en esta vida, que aterrorizarnos eternamente en el Infierno.
Llevemos al sacerdote al lecho del enfermo, ya que así le estamos acercando y abriendo la puerta a la que él ya no puede allegarse.
Jesús, en Vos confío.

viernes, 18 de febrero de 2011

Pocos confían.

"JESUS YO CONFIO EN TI"
Pocos confían. 

Pocos cristianos, incluso entre los más fervorosos, poseen esta confianza que excluye toda ansiedad y toda hesitación.
(De "El Libro de la Confianza", P. Raymond de Thomas de Saint Laurent) 
Comentario: 
Si sabemos que Dios lo puede todo, ya que eso es lo que rezamos en el Credo: “Creo en Dios, Padre Todopoderoso”, ¿por qué entonces andamos tan angustiados por las cosas que nos pasan y les suceden a nuestros familiares y amigos? ¿Acaso Dios no sabe de esas cosas? ¿Acaso Dios no ve? El Señor solo pide nuestra fe y confianza para actuar, porque ahora como en tiempos de Jesús, el Señor pide y exige nuestra confianza para obrar el milagro.
En cambio, nosotros andamos muy desconfiados de Dios, pensando en nuestro interior: “Dios no me puede conceder esto”. ¿Qué es lo que Dios no puede hacer o conceder? Absolutamente todo lo puede Dios, entonces confiemos en Él, porque nuestra fe y confianza deja mucho que desear.
Hay una frase del Padre Pío de Pietrelcina que dice una gran verdad: “Reza, ten fe y no te preocupes” Esa fe, esa confianza que debemos tener en Dios nos debe hacer vivir en completa paz, sabiendo que Dios ve todo y tiene todo bajo control, y lo que permite siempre es para un bien.
En lo que toca a nosotros debemos rezar mucho y con plena confianza en Dios, sabiendo que Él hará lo mejor.

jueves, 17 de febrero de 2011

Gracias Señor

"JESUS YO CONFIO EN TI"

Gracias Señor por la oportunidad que hoy me concedes de esperar en ti.  Este es un nuevo día que me llena de gozo y esperanza.  Hoy quiero poner toda mi confianza en ti.  Se que proveerás el pan de Hoy y la satisfacción que mi alma necesita hoy. En ti confiaré hoy y te buscaré mañana. Amén.
blessed earth day - 20.04.2010 mike longline

sábado, 12 de febrero de 2011

CONFIANDO EN DIOS COMO UN NIÑO

"JESUS YO CONFIO EN TI"

CONFIANDO EN DIOS COMO UN NIÑO

“Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro” Hebreos 4:16.
Cada vez que leo este versículo en especial, me lleva hacer la siguiente
pregunta: ¿Qué tan seguro esta el pueblo de Dios de que cuando ora Él le responderá? Es sorprendente la manera en que muchas veces le oramos a Dios, pues en algunas de nuestras oraciones no creemos lo que estamos orando, y esto es un grave error, el versículo anterior nos dice que nos acerquemos confiadamente ante el trono de la gracia, de esta manera hallaremos misericordia y gracia para el oportuno socorro.
Lo que esto indica es que el secreto de la oración está en que usted crea que va a recibir lo que está pidiendo siempre y cuando lo que pida este dentro de la perfecta voluntad de Dios, en todo caso el acercarse confiadamente ante Dios traerá paz a su vida pues al hacer esto usted está reconociendo que tiene un Dios poderoso y le está entregando el control de la situación en que usted se encuentre.
La palabra de Dios dice “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le escucha, y que es galardonador de los que le buscan” Hebreos 11:6, por lo cual hoy lo invito a que considere de qué manera se está usted acercando al trono de la gracia
¿Cree usted que tiene un Dios poderoso que lo ama? Entonces no limite sus oraciones pues “si puedes creer, al que cree todo le es posible” marcos 9:23, y si crees que tu respuesta se está tardando síguelo pidiendo aun más confiado, sigue creyendo, que en el reloj de Dios en el momento exacto a la hora exacta la respuesta se dará.
Quiero que por un momento piense en cuantas veces usted le ha prometido algo a un niño. Sabe me he dado cuenta que un niño no se olvida de lo que le prometen y aunque esa persona le falle si le vuelve a prometer algo ese niño vuelve a confiar en él, Dios jamás le ha fallado a alguien y estoy seguro que nunca lo hará entonces porque a veces no confiamos en El, hoy quiero invitarlo a que adopte ese corazón de niño que confía plenamente en las promesas de su padre y espera tranquilamente en El yo le aseguro que
Dios es fiel y que cumple cada una de sus promesas, solo hay que creer y esperar pacientemente.
confiar_en_diosPor último quiero invitarle a que busque a Dios no solo cuando necesite pedirle algo, búsquelo por lo que El es, búsquelo de día y de noche porque si hay algo que usted y yo necesitamos más que cualquier cosa es estar cerca de Él. Pues para esto fuimos creados, nosotros somos la obra de sus manos. Y entre más cerca este usted de Dios podrá ver cosas aún mas maravillosas, cosas que usted no se imagina son las que Dios ha
preparado, así que confié en El, Pues El sabe que es lo mejor para usted.

domingo, 6 de febrero de 2011

"JESUS YO CONFIO EN TI"

Guíame Señor.

"JESUS YO CONFIO EN TI"

Guíame Señor. 

Jesús Misericordioso, Señor de mi alma, guíame por el camino de la vida para que al final alcance tu Cielo que me has prometido y en el que me esperas para colmarme de felicidad. Pero hoy quiero pedirte que vuelques ya hoy mismo sobre mí el mar de la felicidad, porque sé muy bien que quien se entrega a ti, ya goza de tus dulzuras desde este mundo.
Jesús de mi corazón, quiero serte agradable en todo y seguir tus inspiraciones fielmente, porque sé muy bien que mi santificación depende de la docilidad que tenga yo a tus gracias.
Te amo, Jesús mío, y quiero, a partir de hoy, ser más fiel a ti, que tanto sufres por los infieles, especialmente por quienes se han consagrado a ti pero que ya no te aman.
Jesús, Rey de Misericordia, ten compasión de mí, que soy un pobrecito pecador, que si tengo la gracia de no cometer ya pecados graves, es simplemente porque tú me das la fuerza y la gracia para no caer, ya que no es mérito de mi parte sino que tú eres quien me proteges de las caídas. Que esto me sirva para no juzgar ni condenar a nadie sino para ser misericordioso con todos, especialmente con los que caen en el camino, en el pecado, ya que si yo no caigo es solo gracias a ti.
¡Bendito seas Jesús! ¡Te amo con todo mi corazón! ¡Gracias Señor!

viernes, 4 de febrero de 2011

Enseñar al que no sabe.

Enseñar al que no sabe. 

Se debe enseñar el bien y lo bueno a quien no lo sabe, porque la Sagrada Escritura promete que quien enseñe la justicia a las gentes, brillará como las estrellas del cielo.
En cambio hay que cuidarse de enseñar el mal, porque esta no sería una obra de misericordia sino de maldad. Y esto hoy se hace especialmente con los niños y con los jóvenes, que ya desde la más tierna infancia se les enseña el camino del pecado, en las mismas escuelas y jardines de infantes adonde asisten. ¿Qué castigo les está reservado a los que escandalizan a los pequeños y a los jóvenes? No es expresable en términos humanos.
Entonces debemos enseñar el bien a todos, sin humillar y con humildad, porque lo que hemos recibido de capacidad intelectual o los conocimientos que hemos adquirido por voluntad de Dios no son nuestros sino que Dios nos los ha confiado para que los usemos para el bien de todos.
Incluso no hace falta enseñar religión o las cosas de fe para cumplir con esta obra de misericordia, sino que todo el que enseña con espíritu de caridad al hermano que está en la ignorancia, cumple con esta obra tan necesaria de instrucción.
Y recordemos que nadie ama lo que no conoce, por eso si enseñamos la doctrina católica, haremos que muchos la amen y amen a Dios sobre todas las cosas. Así que enseñar el catecismo es obra de misericordia excelente, tal vez la mejor.
Jesús, en Vos confío.

miércoles, 2 de febrero de 2011

También es misericordia.

"JESUS YO CONFIO EN TI"
También es misericordia. 

Si bien la misericordia con el prójimo se practica haciendo las obras de misericordia corporales o espirituales, también es cierto que es misericordia el no aumentar inútilmente los sufrimientos de los demás. Porque hay veces que cuando alguien sufre, tenemos la tentación de agregarle de nuestra parte más sufrimientos. Un ejemplo de esto lo tenemos en la historia de Job, cuando sus amigos que supuestamente venían a consolarle, lo único que lograban era que Job se sintiera más desdichado y culpable. Por eso no solamente debemos hacer positivamente obras de misericordia como consolar al triste, sino que también tenemos que cuidarnos de no aumentar las cargas a los demás, porque podemos conducir a las almas a la desesperación, y tendremos que responder por esas almas.
Es misericordia entonces ser buenos con todos y no sobrecargar nada sobre los hombros de los demás, teniendo en cuenta aquello que el Señor nos ha enseñado en su Evangelio, de no hacer nada a los demás que no nos gustaría que nos hagan a nosotros.
Jesús, en Vos confío.

VISITANTES DE....