I made this widget at MyFlashFetish.com.

lunes, 28 de marzo de 2011

Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,

"JESUS YO CONFIO EN TI"

 

Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,
"La Divina Misericordia en mi alma", con comentario

Sufrimiento y desprecio. 
538 Entre ellas no se dividirán en ningunos coros ni en ningunas Madres, ni mamitas, [197], ni reverendas, ni reverendísimas, sino que todas serán iguales entre ellas, aunque hubiera una gran diferencia en su origen. Sabemos quien era Jesús y como se humilló y con quienes se relacionaba. Llevarán un hábito como el que Él llevaba durante la Pasión, pero no solamente la vestidura, (14) sino que tienen que imprimir en sí las señales con las cuales Él fue distinguido y éstas son: el sufrimiento y el desprecio. Cada una tenderá a negarse a sí misma en grado máximo y a amar la humildad, y la que más se distinga en esta virtud, será idónea a presidir a las demás. 
Comentario: 
Sor Faustina dice cómo deberán ser las religiosas de esta orden de la Misericordia, y no es más que lo que todo buen cristiano debe ser: humilde y mortificado. Porque para seguir al Señor no hace falta tener muchas luces de sabiduría e inteligencia humana, basta con la buena voluntad y amor a la cruz. Este amor a la cruz lo vamos teniendo de a poco, cuando nos damos cuenta de que a los hermanos se los salva con la oración y con el sufrimiento, entonces es allí cuando comenzamos a apreciar el valor del sufrimiento y empezamos a hacer pequeños sacrificios y renuncias por la salvación de nuestros prójimos y de todo el mundo.
Nosotros, los Apóstoles de la Misericordia, tenemos que distinguirnos por la prontitud en el ofrecer sacrificios a Dios y aceptar los sufrimientos que nos vengan de su mano, porque es así como se salvan almas, y es así como se obtiene la misericordia de Dios para los hombres, entonces nos convertimos en instrumentos de la Divina Misericordia para el mundo tan necesitado de ella.
Jesús, en Vos confío.

jueves, 24 de marzo de 2011

Palabras de Jesús Misericordioso

"JESUS YO CONFIO EN TI"
Palabras de Jesús Misericordioso

Amor por los pecadores.

Deseo que los sacerdotes proclamen esta gran misericordia que tengo a las almas pecadoras. Que el pecador no tenga miedo de acercase a Mí. Me queman las llamas de la misericordia, deseo derramarlas sobre las almas humanas. (Diario # 50)

Comentario:

Lo peor que nos puede pasar después de pecar, es tener miedo de Dios. Y el demonio sabe muy bien esto y trata de infundirnos miedo al Señor, para que cada vez nos alejemos más de Él y así nos perdamos eternamente.

Pero aquí Jesús nos dice claramente que no debemos tener miedo de Dios, porque Él es un Padre bueno que compadece al pecador y, como el padre misericordioso de la parábola, está esperando que volvamos para estrecharnos a su corazón y hacer una fiesta por nuestro retorno.

El Señor ha instituido la Fiesta de la Misericordia justamente para eso, para celebrar el retorno de tantos hijos pródigos que, por el pecado, se han alejado de la casa paterna.

No tengamos miedo de Dios. Adán tuvo miedo después del pecado, pero Dios lo buscó y le hizo confesar su pecado para perdonarlo y consolarlo.

Busquemos a Dios que es el único que puede perdonarnos, y sepamos que no hay mal que por bien no venga, y que si por desgracia pecamos, Dios nos devolverá con creces todos los dones y gracias que perdimos por el pecado, y subiremos a un grado más elevado de santidad, siempre y cuando nos humillemos ante su mano todopoderosa y bondadosa.

Mensaje sobre la misericordia

"JESUS YO CONFIO EN TI"
Mensaje sobre la misericordia

Hablar de la Misericordia de Dios.

23-1-84 27

Jesús me dice: "Socorred al pobre, socorred al rico y también al desvalido, porque están perdidos en la fe. Háblales de mi misericordia, Yo no rechazo al que me busca. Habla, no te quedes callada. No ten canses de predicar. Soy tu fortaleza. Amén".

(Mensaje de María del Rosario de San Nicolás)

Comentario:

Muchos pecadores, ricos y pobres, se encuentran como perdidos en un mar de inseguridad y miedo a Dios, porque después del pecado ya no tienen fuerzas para acercarse a Dios. Por eso nosotros, que conocemos por experiencia la bondad y misericordia de Dios, tenemos que llevarles la luz de la esperanza en el perdón divino. Tenemos que decirles lo bondadoso que es el Señor para con los que se arrepienten de corazón, porque lo peor que les puede pasar a estos pecadores es desesperar del perdón de Dios.

Busquemos al Señor y hagamos que lo busquen quienes más lo necesitan. No prediquemos a un Dios difícil y duro, sino al Dios verdadero, que es todo Bondad y Amor, y que si bien castiga a los culpables, siempre es un castigo amoroso para que, entrando en sí mismos se levanten y vuelvan al camino de la vida y de la gracia de Dios.

Confiemos en Dios, que perdona todo y a todos, y por más grande y terrible que sea nuestro pecado o el de los demás, acerquémonos al Señor y hagamos que los demás se acerquen sin miedo al Dios que es Amor y Perdón, y que bajó a la tierra para morir por sus hijos, especialmente por los más pecadores, que son los más necesitados de la Misericordia divina.

viernes, 18 de marzo de 2011

la coronilla

"JESUS YO CONFIO EN TI"
todos los dias a las 3 de la tarde va la coronilla en esta radio  por internet les invito

http://miradioamistad.listen2myradio.com/

sábado, 12 de marzo de 2011

“Por todo lo que tú Me das, Yo te doy Mi Corazón”.

"JESUS YO CONFIO EN TI"
“Por todo lo que tú Me das, Yo te doy Mi Corazón”.

Comentario:
Esto mismo nos dice Jesús a cada uno de nosotros, y por todo lo que le damos al Señor, Él nos regala su Divino Corazón. Y no es poca cosa, sino que es lo más precioso de Dios, lo más selecto, lo más perfecto, si bien todo en Dios es perfecto. Pero el Corazón de Jesús es como una superperfección, y Él nos lo regala a cambio de las pequeñas cosas que le damos nosotros.
Es un negocio en el que Dios sale perdiendo mucho, pero Él lo considera una ganancia porque nos ama tanto que está contento con lo poco que le damos, y Él es feliz dándonos todo, dándose Él mismo en su Corazón.
Entonces no seamos avaros en darle a Dios lo nuestro, porque jamás podremos pagar el regalo de su Sagrado Corazón, y todo lo que le demos o hagamos por Él, es una nada comparado con semejante Don.
Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío.

viernes, 11 de marzo de 2011

Letanías de la Preciosa Sangre de Jesucristo

"JESUS YO CONFIO EN TI"

Letanías de la Preciosa Sangre de Jesucristo
L: ¡Señor ten piedad de nosotros!
R: ¡Señor ten piedad de nosotros!
L: ¡Cristo ten piedad de nosotros!
R: ¡Cristo ten piedad de nosotros!
L: ¡Señor ten piedad de nosotros!
R: ¡Señor ten piedad de nosotros!
L: ¡Cristo escúchanos!
R: ¡Cristo escúchanos benignamente!
L: Dios Padre Celestial
R: ¡Ten piedad de nosotros!
L: Dios Hijo Redentor del mundo
R: ¡Ten piedad de nosotros!
L: Dios Espíritu Santo
R: ¡Ten piedad de nosotros!
L: Santísima Trinidad, un solo Dios
R: ¡Ten piedad de nosotros!
L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo, la Sangre de Salvación!
R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!
R:/ Libéranos
Océano de la Sangre de Jesucristo, R:/.
Sangre de Jesucristo llena de santidad y compasión, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, nuestra fortaleza y poder, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, alianza eterna, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, fundamento de la fe cristiana, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, armadura de Dios, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, Divina caridad, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, flagelo de los demonios, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, auxilio de los que están atados, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, Sagrado Vino, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, Poder de los cristianos, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, defensora de la fortaleza católica, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, verdadera fe cristiana, R:/.
R:/ Sálvanos
Sangre Preciosa de Jesucristo, Sangre sanadora, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, Sangre ungidora, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, fortaleza de los hijos de Dios, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, comandante de los guerreros cristianos, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, Sangre de la Resurrección, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, bebida de los Ángeles del Cielo, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, consuelo de Dios Padre, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, poder del Espíritu Santo, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, circuncisión de los gentiles, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, paz del mundo, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, luz del Cielo y de la tierra, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, arco iris en el Cielo, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, esperanza de los niños inocentes, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, Palabra de Dios en nuestros corazones, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, arma celestial, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, Divina Sabiduría, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, cimiento del mundo, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, Misericordia del Padre, R:/.
L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Lava los pecados del mundo!
L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Purifica al mundo!
L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Enséñanos cómo consolar a Jesús!

Oración: ¡Oh, Sangre Preciosa!, salvación nuestra, creemos, esperamos y confiamos en Ti Libera a todos aquellos que están en las manos de los espíritus infernales, te suplicamos. Protege a los moribundos de las obras de los espíritus malos y acógelos en la gloria eterna. Ten misericordia del mundo entero, y fortalécenos para adorar y consolar al Sagrado Corazón de Jesús. Te adoramos, oh Preciosa Sangre de Misericordia. Amén.

*¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo,
sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3 veces).

CONSAGRACION A LA SANGRE PRECIOSA DE JESUCRISTO
(Rezar diariamente meditando)
Consciente de mi nada y de Tu Sublimidad, Misericordioso Salvador, me postro a Tus pies, y Te agradezco por la gracia que has mostrado hacia mi, ingrata criatura.
Te agradezco especialmente por liberarme, mediante Tu Sangre Preciosa, del poder destructor de Satanás. En presencia de mi querida Madre María, mi Ángel Custodio, mi Santo patrono y de toda la corte celestial, me consagro voluntariamente, con corazón sincero, oh queridísimo Jesús, a tu Preciosa Sangre, por la cual has redimido al mundo del pecado, de la muerte y del infierno. Te prometo, con la ayuda de tu gracia y con mi mayor empeño, promover y propagar la devoción a Tu Sangre Preciosa, precio de nuestra redención, a fin de que Tu Sangre Adorable sea honrada y glorificada por todos.
De esta manera, deseo reparar por mi deslealtad hacia Tu Preciosa Sangre de Amor, y compensarte por las muchas profanaciones que los hombres cometen en contra del Precioso Precio de su salvación.
¡Oh, si mis propios pecados, mi frialdad y todos los actos irrespetuosos que he cometido contra Ti, oh Santa y Preciosa Sangre, pudieran ser borrados!
He aquí, querido Jesús, que te ofrezco el amor, el honor y la adoración que tu Santísima Madre, tus fieles discípulos y todos los santos han ofrecido a tu Preciosa Sangre. Te pido que olvides mi falta de fe y frialdad del pasado, y que perdones a todos los que te ofenden.
¡Oh Divino Salvador, rocíame a mí y a todos los hombres con tu Preciosa Sangre, a fin de que te amemos, oh Amor Crucificado, de ahora en adelante con todo nuestro corazón, y que dignamente honremos el Precio de nuestra salvación! Amén.
Bajo Tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies las súplicas que te hacemos en nuestras necesidades, antes bien, líbanos de todos los peligros, ¡oh Virgen Gloriosa y Bendita!

CORONILLA DE LA SANGRE PRECIOSA

"JESUS YO CONFIO EN TI"

CORONILLA DE LA SANGRE PRECIOSA
*En la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén
Oración al Espíritu Santo
Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles, y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todo será creado. Y renovarás la faz de la tierra.
Oremos:
Oh Dios, que instruiste los corazones de tus fieles con la luz del Espíritu Santo, concédenos que animados y guiados por este mismo espíritu, aprendamos a obrar rectamente siempre, y gocemos de la dulzura del bien y de sus divinos consuelos por Cristo Nuestro Señor. Amén.

Credo de los apóstoles:

(Inclinando la cabeza)
Oracion A : ¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amen.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!

*Padre nuestro...(En las cuentas rojas) *Ave María... (3 veces) *Gloria al Padre...
En la cuenta blanca: (Inclinando la cabeza)
Oracion A¡Que la Preciosa Sangre que brota....

PRIMER MISTERIO:
La mano derecha de Nuestro Señor Jesús, es clavada
(Pausa breve para meditación)

Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de Tu Mano Derecha, y por el dolor causado por el clavo que la atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella, salve a los pecadores del mundo y convierta muchas almas! Amén.
L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! *Padre nuestro... Ave maría...
(En las 12 cuentas rojas):
L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!
*Gloria al Padre.
En la cuenta blanca: (Inclinando la cabeza)
Oracion A¡Que la Preciosa Sangre que brota....

SEGUNDO MISTERIO:
La mano izquierda de Nuestro Señor Jesús, es clavada
(Pausa breve para meditación)

Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de Tu Mano izquierda, y por el dolor causado por el clavo que la atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella, libere almas del Purgatorio y proteja a los moribundos de los ataques de los espíritus infernales! Amén.
L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! *Padre nuestro... Ave maría...
(En las 12 cuentas rojas):
L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!
*Gloria al Padre.
En la cuenta blanca: (Inclinando la cabeza)
Oracion A¡Que la Preciosa Sangre que brota....

TERCER MISTERIO:
El Pie derecho de Nuestro Señor Jesús, es clavado
(Pausa breve para meditación)

Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de Tu Pie derecho y por el dolor causado por el clavo que lo atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella, cubra los cimientos de la Iglesia Católica contra los planes del reino oculto y los hombres malignos! Amén.
L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! *Padre nuestro... Ave maría...
(En las 12 cuentas rojas):
L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!
*Gloria al Padre.

En la cuenta blanca: (Inclinando la cabeza)
Oracion A ¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

CUARTO MISTERIO:
El Pie izquierdo de Nuestro Señor Jesús, es clavado.
(Pausa breve para meditación)
Oración: ¡Por la Preciosa Sangre de tu Pie izquierdo, y por el dolor causado por el clavo que lo atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella nos proteja en todos nuestros caminos de los planes y ataques de los espíritus malignos y sus agentes! Amén.
L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! *Padre nuestro... Ave maría...
(En las 12 cuentas rojas):
L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!
*Gloria al Padre.
En la cuenta blanca: (Inclinando la cabeza)
Oracion A¡Que la Preciosa Sangre que brota....

QUINTO MISTERIO:
El Sagrado Costado de Nuestro Señor Jesús, es traspasado
(Pausa breve para meditación)
Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de tu Sagrado Costado, y por el dolor causado por la lanza que lo traspasó, la Preciosa Sangre y Agua que brotan de ella, sane a los enfermos, resucite a los muertos, solucione nuestros problemas presentes, y nos enseñe el camino hacia nuestro Dios para la Gloria eterna! Amén.
L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! *Padre nuestro... Ave maría...
(En las 12 cuentas rojas):
L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!
*Gloria al Padre.
En la cuenta blanca: (Inclinando la cabeza)
Oracion A¡Que la Preciosa Sangre que brota....

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3 veces)

La Salve: Dios te salve Reina y Madre.

Oremos: Oh, Preciosísima Sangre de Jesucristo, te alabamos y te adoramos por Tu obra de eterna alianza que trae paz a la humanidad. Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús. Consuela al Padre Todopoderoso en Su trono y lava los pecados del mundo entero. Que todos te reverencien. ¡Oh Preciosa Sangre, ten misericordia! Amén.
L: Sacratísimo Corazón de Jesús
R: Ten misericordia de nosotros
L: Inmaculado Corazón de María
R: Ruega por nosotros
L: San José, esposo de María
R: Ruega por nosotros
L: Santos Pedro y Pablo
R: Rueguen por nosotros
L: San Juan al pie de la Cruz
R: Ruega por nosotros
L: Santa María Magdalena
R: Ruega por nosotros
L: Todos los guerreros de la oración e intercesores del Cielo
R: Rueguen por nosotros
L: Todos los grandes santos de Nuestro Señor
R: Rueguen por nosotros
L: Todas las huestes celestiales, Legión Angélica de María
R: Rueguen por nosotros

Cada hora.

"JESUS YO CONFIO EN TI"
Cada hora.

Que el honor y la gloria para esta imagen
no dejen de fluir de las almas de los hombres,
Que cada corazón glorifique la Divina Misericordia
Ahora y por los siglos de los siglos y en cada hora. (Diario #1)

Comentario:

Cada hora es las tres de la tarde en alguna parte de la Tierra, por eso cada hora es la Hora de la Misericordia, y Dios derrama abundantes gracias sobre el mundo, en atención a esta hora.

Jesús también oraba a las tres de la tarde

jueves, 10 de marzo de 2011

PALABRAS DE JESÚS A SANTA FAUSTINA:

"JESUS YO CONFIO EN TI"
PALABRAS DE JESÚS A SANTA FAUSTINA:

“El alma que confíe en mi Misericordia no perecerá, ya que todos sus asuntos son míos.
El alma más feliz es la que confía en mi Misericordia, pues Yo mismo la cuido”.
“Las almas que acudan al Tribunal de la Misericordia encontrarán los más sorprendentes milagros, pues cuando te acerques a confesar, debes saber que Yo mismo te espero en el confesionario, oculto en el Sacerdote”.
"Diles a las almas que no pongan obstáculos en sus propios corazones a Mi misericordia que desea muchísimo obrar en ellos. Mi misericordia actúa en todos los corazones que le abren su puerta; tanto el pecador como el justo necesitan Mi misericordia. La conversión y la perseverancia son las gracias de Mi misericordia.
Que las almas que tienden a la perfección adoren especialmente Mi misericordia, porque la abundancia de gracias que les concedo proviene de Mi misericordia.
Deseo que estas almas se distingan por una confianza sin límites en Mi misericordia. Yo Mismo me ocupo de la santificación de estas almas, les daré todo lo que sea necesario para su santidad. Las gracias de Mi misericordia se toman con un solo recipiente y éste es la confianza. Cuanto más confíe un alma, tanto más recibirá.
Las almas que confían sin límites son Mi gran consuelo, porque en tales almas vierto todos los tesoros de Mis gracias.
Me alegro de que pidan mucho, porque Mi deseo es dar mucho, muchísimo. Me pongo triste, en cambio, si las almas piden poco, estrechan sus corazones".“Los más grandes pecadores llegarían a una gran santidad si confiaran en Mi misericordia.”

Vía Crucis en la Hora de la Misericordia

"JESUS YO CONFIO EN TI"

Vía Crucis en la Hora de la Misericordia
 

Padre Eterno, te ofrezco la dolorosa Pasión de Jesús para el perdón
de nuestros pecados y los del mundo entero.
1. Por su condena a muerte,
ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

2. Por la cruz que le fue cargada sobre sus espaldas,
ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

3. Por su primera caída,
ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

4. Por las lágrimas de su Madre que vino a su encuentro,
ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

5. Por su angustiosa fatiga por cuya causa se debió obligar a un hombre a ayudarlo,
ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

6. Por la compasión de la mujer que le enjugó el rostro ensangrentado,
ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

7. Por su segunda caída,
ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

8. Por las palabras que EL dirigió a las mujeres que lo compadecían,
ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

9. Por su tercera caída, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
10. Por aquella brasa de dolor que presentaba su cuerpo cuando fue despojado de sus vestiduras,

ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

11. Por la horrible transfixión de los clavos que atravesaron sus manos y sus pies,
ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

12. Por el Agua y la Sangre que brotaron de su Corazón como "fuente de todos los bienes para nosotros"
ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

13. Por la imagen de todos los dolores que ofrecía su Madre cuando lo tenía muerto entre sus brazos,
ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

14. Por la piedra que se cerró sobre su sepulcro,
ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

Cuando algun dia te sientas solo

"JESUS YO CONFIO EN TI"

Cuando algun dia te sientas solo y necesites una mano amiga,
Aqui estoy yo, toma la mia.

Cuando una lagrima resbale y no encuentres un paño
Aqui estoy yo, toma el mio.

Cuando te sientas en la nada,
Y no sepas como sonreir, aqui estoy yo toma mi risa.

Cuando la lejania de todos te haga sentir vacio,
Aqui estoy yo cerca de ti .

Cuando te encuentres sin valor
Para enfrentar cada uno de tus dias,
Qqui estoy, soy valentia.

Y cuando no quieras hablar
Porque las palabras huyeron de ti,
Aqui estoy, soy silencio.

Cuando solo necesites que alguien se siente a tu lado,
Qqui estoy, soy compañia…

Cuando el frio te invada y necesites un brazo en tu espalda,
Aqui estoy, toma mi abrazo.

Cuando quieras llorar sin decir nada
Porque la pena te embarga,
Aqui estoy, soy tu continente.
Cuando quieras derramar alegria porque eres feliz,
Aqui estoy, hazme feliz.

No mires mi pequeñez,
No mires mis tantas flaquezas,
Toma lo que necesites de mi.

Aqui estoy, soy tu amigo.
jesus

martes, 8 de marzo de 2011

Quince minutos con Jesús Misericordioso

"JESUS YO CONFIO EN TI"

Quince minutos con Jesús Misericordioso

 

Defiéndeme en la lucha. 
Jesús Misericordioso, fuerte guerrero contra las fuerzas del Abismo, te ruego que me defiendas del enemigo infernal y de todas las adversidades, pues por tratar de seguir tus pasos tengo enemigos que me odian a muerte.
Divino Señor, apiádate de mi debilidad y pon a raya a los enemigos de mi alma, que buscan por todos los medios, con lisonjas y amenazas, infundirme miedo y hacerme acobardar y volver atrás. Que nunca claudique ni te cambie a ti y a la Verdad por un bienestar pasajero y efímero.
Señor Jesús, ¡qué gran necesidad tengo yo de ti, de tu amor, de tu consuelo, de tu fortaleza! No me abandones en estos momentos de mi vida. Estate siempre a mi lado para defenderme y sacarme adelante con tu poder.
Tú sabes de mi debilidad y que por mí mismo puedo hacer bien poco, pero con tu ayuda todo lo podré.
Jesús Misericordiosísimo, ten compasión de mí, pobre pecador, y acude en mi auxilio en todo tiempo, ya que necesito de ti como la tierra necesita del sol para subsistir.
¡Te amo, Jesús, todo Misericordia! ¡Tú eres mi Salvador!

lunes, 7 de marzo de 2011

JESUS Y YO



GRACIAS..POR..EXISTIR

Confiando en la Divina Misericordia

"JESUS YO CONFIO EN TI"
Confiando en la Divina Misericordia

Animar a confiar.

No solo debemos confiar nosotros en la Divina Misericordia, sino que tenemos la obligación amorosa de hacer que todos los hombres tengan confianza en Dios, porque si es obra de misericordia enseñar al que no sabe, ¡qué buena obra será el hacer que personas que se encuentran en la desesperación, vuelvan a confiar en Dios, en su Bondad infinita!

Recordemos que hay algo que ofende e hiere más a Dios que el mismo pecado, y es la desconfianza en Él, especialmente la desconfianza de las almas elegidas. Así que tengamos siempre presente que si bien el pecado nos separa de Dios, mucho más nos separa de Él la desconfianza en su Bondad, porque nos cierra la puerta a la Misericordia y al Perdón.

¡Qué buena obra es animar a los hermanos a confiar más en Dios!, porque hay una promesa solemne de Jesús que dice que: “Las almas que adoren mi Misericordia y propaguen la devoción a ella invitando a otras almas a confiar en mi Misericordia, no experimentarán terror en la hora de la muerte. Mi Misericordia les dará amparo en este último combate”.

(Encíclica “Dives in misericordia”)

"JESUS YO CONFIO EN TI"
(Encíclica “Dives in misericordia”)

jesus misericordiosisimo

Comentario:

La vocación del hombre es alcanzar el Paraíso, ir al Cielo a disfrutar de Dios por toda la eternidad, y esto debe alcanzarlo a través del servicio a Dios y al prójimo, que no es otra cosa que usar de misericordia con los hermanos, pues Dios usa de Misericordia con nosotros.

Dios nos ama, y por eso nosotros debemos amarle y amar a los hermanos, porque Dios es amor, y sus hijos deben ser también amor.

Dios perdona mucho, perdona todo; pero lo que no perdona es la dureza de corazón. El Señor tendrá misericordia de todas las miserias humanas, pero será severo para quien no fue misericordioso con quien sufría.

Es lo que dice San Pablo, que si tenemos todo pero nos falta la Caridad, es decir, el Amor, la Misericordia, entonces no somos nada.

Más vale saber un poco menos cosas, tener menos ciencia, pero ser más doctos en la ciencia de la caridad, del amor, porque al final de la vida nos examinarán en el amor.

domingo, 6 de marzo de 2011

Consolar al triste.

"JESUS YO CONFIO EN TI"

Consolar al triste. 
La tristeza es el terreno propicio que utiliza Satanás para tentar a las almas, ya que cuando un alma está triste, es más fácil que caiga en pecados, y el demonio, que es cobarde, aprovecha este tiempo para atacar más ferozmente.
Por eso ¡qué importante es que consolemos a los que están tristes!
Si los apóstoles no se hubieran dormido en el Huerto de los Olivos, habrían podido consolar a Jesús que estaba mortalmente triste, y habrían logrado hacer huir a Satanás. Pero Jesús quiso padecer esto para salvar y redimir a los que están tristes, y quiere que los más buenos cumplan con estos hermanos entristecidos, la gran caridad de alegrar el alma para alejarlos de la órbita del diablo.
No es malo sentir tristeza, especialmente cuando vemos tanto mal en el mundo y en las personas; lo malo es cuando esa tristeza se desordena, es decir, cuando nos impide cumplir los deberes de estado o la misión que tenemos cada uno de nosotros.
Si Dios a veces nos envía momentos tristes, es para que sepamos por experiencia propia lo que es estar tristes, y así tengamos un corazón misericordioso y compasivo con los que están abatidos y tristes y los consolemos.
Jesús, en Vos confío.

viernes, 4 de marzo de 2011

El Corazón de Jesús en el Evangelio

"JESUS YO CONFIO EN TI"
El Corazón de Jesús en el Evangelio

El Corazón de María.

El origen de Jesucristo fue de esta manera: Su madre, María, estaba desposada con José y, antes de vivir ellos juntos, se encontró que estaba embarazada por obra del Espíritu Santo. (Mt 1, 18)

Comentario:

El Corazón de María fue quien dio la vida al Corazón de Jesús, por eso quien ama al Corazón de Cristo, debe amar, con más razón, el Corazón Inmaculado de la Virgen, ya que gracias a él es que tenemos el Divino Corazón de Jesús.

Nadie entiende y comprende más el Corazón del Señor, que su misma Madre. Por eso para adentrarnos en los misterios de este Sacratísimo Corazón, vayamos a María, que Ella nos introducirá en sus bellezas.

Los dos Corazones están tan unidos que es imposible separarlos, ya que sería más fácil separar la luz, del sol, que separar el Corazón de María, del de su Hijo.

Entonces debemos venerar ambos Corazones, que en el fondo no son más que uno solo, ya que María le dio la humanidad a Jesús, y Jesús le dio su divinidad a María, de forma que están tan estrechamente unidos que forman uno solo.

Cuando amamos a uno de los dos Corazones, estamos amando necesariamente al otro también.

Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Mensaje de Misericordia

"JESUS YO CONFIO EN TI"

Mensaje de Misericordia

Rezar. 
No esperemos obtener misericordia de Dios si no rezamos nada, porque a través de la oración es como el Señor se ha comprometido a alcanzarnos su auxilio.
La oración debe ser como la respiración de nuestra alma, porque todas las gracias se obtienen con la oración, y especialmente la gracia de la divina misericordia.
Una oración muy hermosa que podemos decir siempre y que es muy corta, es la que el mismo Señor ha enseñado y que está al pie de la Imagen de la Divina Misericordia, y es: “Jesús, en Vos confío”.
Hagamos el propósito de rezarla frecuentemente, y en algún momento del día recémosla continuadamente unos cinco minutos, ¡y veremos cosas admirables! Quien no lo crea así, que haga el intento y verá cómo su corazón se pacifica y se une mucho a Dios, a Jesús.
Cuando rezamos estamos cumpliendo una de las obras de misericordia espirituales, que es rezar por vivos y difuntos. Y ya sabemos que quien practique la misericordia, la obtendrá de Dios, en su vida, en el juicio y en el Purgatorio, si es que va allí.
Jesús, en Vos confío.
"JESUS YO CONFIO EN TI"


Mensaje de Misericordia

Rezar. 
No esperemos obtener misericordia de Dios si no rezamos nada, porque a través de la oración es como el Señor se ha comprometido a alcanzarnos su auxilio.
La oración debe ser como la respiración de nuestra alma, porque todas las gracias se obtienen con la oración, y especialmente la gracia de la divina misericordia.
Una oración muy hermosa que podemos decir siempre y que es muy corta, es la que el mismo Señor ha enseñado y que está al pie de la Imagen de la Divina Misericordia, y es: “Jesús, en Vos confío”.
Hagamos el propósito de rezarla frecuentemente, y en algún momento del día recémosla continuadamente unos cinco minutos, ¡y veremos cosas admirables! Quien no lo crea así, que haga el intento y verá cómo su corazón se pacifica y se une mucho a Dios, a Jesús.
Cuando rezamos estamos cumpliendo una de las obras de misericordia espirituales, que es rezar por vivos y difuntos. Y ya sabemos que quien practique la misericordia, la obtendrá de Dios, en su vida, en el juicio y en el Purgatorio, si es que va allí.

VISITANTES DE....