I made this widget at MyFlashFetish.com.

lunes, 17 de junio de 2013

"La Divina Misericordia en mi alma", con comentario

"JESUS YO CONFIO EN TI"

"La Divina Misericordia en mi alma", con comentario
Nada podemos hacer. 
569 15 XII 1935. Hoy desde muy temprano una fuerza misteriosa me empuja a obrar, no me deja en paz ni un momento; un ardor misterioso se ha encendido en mi corazón empujándome a obrar, no logro dominarlo; es un martirio silencioso conocido solamente a Dios, pero que haga (39) de mí lo que a Él le agrade; mi corazón está dispuesto a todo. Oh Jesús, mi queridísimo Maestro, no te alejes de mí ni por un momento. Oh Jesús, Tú sabes bien lo débil que soy de por mí, por eso sé que mi debilidad Te obliga a estar siempre conmigo. 
Comentario: 
Ya el Señor ha dicho en su Evangelio que nosotros somos como los sarmientos y Él es la vid, y separados de Él, no podemos hacer absolutamente nada. Siendo esto así, tendríamos que buscar siempre estar muy unidos a Jesús. Y lo estamos cuando nos mantenemos en gracia de Dios. Porque cuando cometemos pecado grave o mortal, entonces nos separamos del tronco, que es Cristo, y así somos infructuosos; y si tenemos la desgracia de morir en ese estado, arderemos para siempre en el Infierno.
Y como dependemos en todo de Jesús, es necesario que invoquemos su auxilio por medio de la oración, pues si no rezamos, no obtendremos nada de Dios, y tarde o temprano el demonio hará presa en nosotros, y nos arrebatará la gracia de Dios. Porque, además de que poseemos la gracia santificante en el alma, también el Señor nos va regalando constantemente durante el día, las gracias actuales, que nos mueven para hacer buenas obras y los deberes de estado.
Es una gran verdad que si el Señor nos dejara de su mano, estaríamos inmediatamente perdidos. Por lo tanto es imprescindible que recemos mucho, constantemente, para seguir recibiendo la influencia benéfica de la gracia de Dios.
Y recordemos que las obras que se hacen estando en pecado mortal, no tienen valor para el Cielo. De donde se deduce la importancia capital de vivir en gracia y amistad de Dios, para que no perdamos los frutos y premios de las buenas obras.
Jesús, en Vos confío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

VISITANTES DE....