I made this widget at MyFlashFetish.com.

miércoles, 7 de abril de 2010

LAS 3 "S" DE LA MISERICORDIA


"JESUS YO CONFIO EN TI"

LAS 3 "S" DE LA MISERICORDIA
El mensaje de la misericordia es que Dios nos ama, nos ama a todos, sin importar la magnitud de nuestros pecados. Dios quiere que reconozcamos que su misericordia es más grande que nuestros pecados, para que podamos invocarle a Él con confianza, recibir su misericordia y dejar que ella fluya a través de nosotros hacia los demás. Así, todos llegarán a compartir su alegría. Es un mensaje que siempre podemos tener presente sencillamente al acordarnos de la letra "S", como en "Señor".

/†\ Solicite su misericordia.
"Pidan y se les dará... porque todo el que pide, recibe..." (Mt 7,7-8)
Dios quiere que nos acerquemos a Él orando sin cesar, arrepintiéndonos de nuestros pecados y pidiendo que Él derrame su misericordia sobre nosotros y el mundo entero.

/†\ Sea misericordioso.
"Sean misericordiosos, como vuestro Padre es misericordioso" (Mt 6,12-14)
Dios quiere que recibamos su misericordia y que la dejemos fluir a través de nosotros a los demás. Quiere que demos amor y perdón a otros, como Él nos lo da a nosotros.

/†\ Sin cesar confíe completamente.
"No se haga mi voluntad, sino la tuya" (Lc 22,42)
Dios quiere que sepamos que las gracias de su misericordia dependen de nuestra confianza. Cuánto más confiemos en Jesús, tanto más recibiremos.

/†\ Oración para obtener la Divina Misericordia
¡Oh Dios de gran misericordia! bondad infinita, hoy toda la humanidad clama, desde el abismo de su miseria, a Tu misericordia, a Tu compasión, oh Dios; y grita con la potente voz de la miseria. Dios indulgente, no rechaces la oración de los desterrados de esta tierra. Oh Señor, bondad inconcebible que conoces perfectamente nuestra miseria y sabes que por nuestras propias fuerzas no podemos ascender hasta Ti, Te imploramos, anticípanos Tu gracia y multiplica incesantemente Tu misericordia en nosotros para que cumplamos fielmente Tu santa voluntad a lo largo de nuestras vidas y a la hora de la muerte. Que la omnipotencia de Tu misericordia nos proteja de las flechas de los enemigos de nuestra salvación, para que con confianza, como Tus hijos, esperemos Tu última venida, ese día que conoces sólo Tú. Y a pesar de toda nuestra miseria, esperamos recibir todo lo que Jesús nos ha prometido, porque Jesús es nuestra esperanza; a través de Su Corazón misericordioso, como a través de una puerta abierta, entramos en el cielo (Diario de Santa Faustina, 1570).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

VISITANTES DE....