I made this widget at MyFlashFetish.com.

lunes, 4 de abril de 2011

reflexión sobre la Divina Misericordia:

"JESUS YO CONFIO EN TI"
reflexión sobre la Divina Misericordia:

En la cruz, la puerta de la Misericordia, fue abierta por la lanza para todas las almas (Jn19,34) ninguna ha quedado excluida.
Así, Jesús muriendo sobre la cruz, ha abierto las puertas del Paraíso que habías sido cerradas después del pecado original.

El don de la Divina Misericordia nos lo da por medio de la sangre que ha derramado sobre la cruz, hasta la última gota.  Solo  el  pecado grave, sin arrepentimiento, nos cierra esta puerta de la misericordia. 
(diario 1151)  Antes de venir como juez justo abro de par en par la puerta de Mi misericordia. Quien no quiere
pasar por la puerta de Mi misericordia, tiene que pasar por la puerta de Mi justicia……
 Pero no está todavia todo perdido para el pecador, contemplemos hasta dónde llega la misericordia del Señor por medio de esta devoción:  el Señor quiere que recemos la coronilla a los pies de los moribundos, aunque sean los más grandes pecadores; por medio de Santa Faustina nos ha prometido lo siguiente: (Diario, 811) “Defenderé como Mi Gloria a cada alma que rece esta coronilla en la hora de la muerte, o cuando los demás la recen junto al agonizante, quienes obtendrán el mismo perdón. Cuando cerca de un agonizante es rezada esta coronilla, se aplaca la ira divina y la insondable misericordia envuelve al alma y se conmueven las entrañas de Mi Misericordia por la Dolorosa Pasión de Mi Hijo”
 Todos los bautizados católicos que no están en estado de agonía, para abrir esta puerta  de nuevo, necesitan confesar sus pecados al sacerdote ( Jn 20,23)  y la sangre de Jesús se derrama en el alma al momento de la absolución ( 1Jn1,7) y purifica el alma de todos sus pecados  y  abre de nuevo la puerta del cielo que cerramos cada vez que cometemos un pecado grave.
 Jesús, el Buen Pastor misericordioso, siempre va en la búsqueda de sus ovejas perdidas.
Deja las 99 ovejas y busca aquella perdida  (Lc 15,4).
 El Padre celestial espera con ansia a todos sus hijos extraviados en el pecado grave para  que regresen y así perdonarlos,  regalando la misericordia de Su Hijo por medio de su sangre.
 Cuando el hijo perdido, que había gastado todo la herencia de su padre con los vicios, regresó a casa y el Padre no lo rechazó sino que hizo una gran fiesta (Lc15,11-24)
 Hay más alegría en el cielo por un pecador que se convierte que por 99 justos que  no necesitan de la divina misericordia  (Lc15,7).
 María Magdalena es ejemplo de aquella pecadora que recibió la misericordia de Dios, mujere de vicios y de escándalos públicos, lloró a los pies de Jesús, quedó tocada en lo más profundo de su ser  por las palabras de Jesús.
Jesús dijo que le fueron perdonados sus muchos pecados por lo mucho que ha amado (Lc7,47)
 Zaqueo también era un pecador que robaba, pero acogió con gran alegría a Jesús en su casa y dijo: si he robado a alguien lo restituiré cuatro veces más (Lc19,8).  Jesús dijo: hoy ha entrado la salvación en esta casa (Lc19,9).
 San Pablo era un gran perseguidor de los cristianos, Jesús se le apareció en el camino y lo convirtió: Jesús se apareció a mí como a un aborto, pero eso sirvió de ejemplo para que todos los pecadores pudieran esperar en la infinita misericordia de Dios sin dudar (1Tim1,15-16).
 Mientras todavía haya tiempo, déjales tener acceso a la fuente de la Misericordia; déjales aprovechar la Sangre y Agua que brotó para ellos.
 “Entre más grande sea el pecador, más grande es su derecho a mi Misericordia” ( diario 423)
 Que ningún alma tema acercase a Mí, aunque sus pecados sean como escarlata. Llegarán a ser blancos como la nieve ( Is1,18).
 Jesús dice a Santa Faustina: Las llamas de Misericordia me están ardiendo. Yo deseo derramarlas sobre las almas humanas. Oh, que dolor me causan cuando no las quieren aceptar!
 Oh, que tan doloroso es para Mí que las almas rara vez se unan a Mí..... Yo las espero, y ellas son indiferentes hacia Mí. Yo les amo tierna y sinceramente, pero ellas desconfían de mí. ( 1450)
 Yo demando de ustedes obras de Misericordia las cuales deben elevarse por su amor hacia Mí. (Mt 25 ,35-36).

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. La Divina Misericordia es una falsa devoción que estaba en el indice de errores del Vaticano, es decir, prohibida y luego Antipapa Juan Pablo II la activo. Les recomiendo que busquen en YouTube un video que se llama El Tercer Secreto de Fátima que fue creado por vaticanocatolico.com. También en la página web tienen artículos que explican cómo la Biblia prueba las enseñanzas de la Iglesia católica, la necesidad del sacramento del bautismo para la salvación, los dogmas del Magisterio infalible de la Iglesia católica. Además explican qué le ha ocurrido a la Iglesia católica después del Vaticano II, cómo estamos viviendo la Gran Apostasía profetizada en la Sagrada Escritura y en las profecías católicas. El link del video es el siguiente: El Tercer Secreto de Fátima y el Fin del Mundo

    ResponderEliminar

VISITANTES DE....