I made this widget at MyFlashFetish.com.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,



Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,"La Divina Misericordia en mi alma", con comentario
490 A la mañana siguiente vi. al Ángel Custodio que me acompañó en el viaje hasta Varsovia. Cuando entramos al convento desapareció. Cuando pasábamos junto a una pequeña capillita para saludar a las Superioras, en un momento me envolvió la presencia de Dios y el Señor me llenó del fuego de su amor. En tales momentos siempre conozco mejor la grandeza de su Majestad.
Al subirnos al tren de Varsovia a Cracovia, vi nuevamente a mi Ángel Custodio junto a mí, que rezaba contemplando a Dios, y mi pensamiento lo siguió, y cuando entramos en la puerta del convento desapareció.
Comentario:
Nosotros, los Apóstoles de la Divina Misericordia, debemos tener una gran devoción a nuestra Ángel Custodio, porque cuanto más lo invoquemos, tanto más él podrá intervenir en nuestro auxilio. Muchas veces el Ángel Custodio nuestro no interviene porque no lo invocamos ni le rezamos, y entonces es poco lo que puede hacer en favor nuestro. En cambio si le invocamos y lo llamamos en nuestro auxilio, y si además vivimos en su presencia, formando una sola cosa con él, entonces estaremos muy bien protegidos y defendidos del Maligno enemigo y de todos los males del mundo. Porque debemos recordar que el demonio anda como león rugiente a nuestro alrededor, buscando a quién devorar, y el que no esté en guardia, caerá en sus redes. Por eso llamemos en nuestra ayuda a nuestro Ángel para que nos descubra las tácticas del adversario común.
Jesús, en Vos confío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

VISITANTES DE....