I made this widget at MyFlashFetish.com.

domingo, 20 de diciembre de 2009

Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,



Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,"La Divina Misericordia en mi alma", con comentario
Propósitos.
504 Propósitos después de los ejercicios espirituales.
No hacer nada sin el permiso del confesor y la aceptación de las Superioras en todo y especialmente en las inspiraciones y las exigencias del Señor.
Todos los momentos libres los pasaré con el Huésped Divino dentro de mí; procuraré mantener el silencio interior y exterior para que Jesús descanse en mi corazón.
Mi descanso mas grato será en servir y ser disponible a las hermanas. Olvidarme de mí misma y pensar en agradar a las hermanas.
No me justificaré ni excusaré de ningún reproche que me hagan, permitiré juzgarme por cualquiera y en cualquier modo.
Tengo a un solo Confidente a quien revelo todo y lo es Jesús en la Eucaristía y en substitución de Él, el confesor.
En todos los sufrimientos del alma o del cuerpo, en las tinieblas o en el abandono me callaré como una paloma sin quejarme.
Me anonadaré en cada momento como una victima [postrándome] a sus pies para impetrar misericordia por las pobres almas.
Comentario:
Si bien dicen que el Infierno está sembrado de buenos propósitos, dando a entender con ello que muchos que se condenaron realizaron buenos propósitos pero no los cumplieron; también es cierto que si no hacemos buenos propósitos nunca avanzaremos en la santidad. El propósito es como un objetivo que debemos conquistar. No debemos ponernos muchos propósitos, sino algunos pocos y escribirlos en un papel y repasarlos cada mañana al levantarnos, para que lo tengamos presente durante el día. No dejemos esta práctica porque es muy útil para adelantar en la virtud. No nos desanimemos si no podemos cumplirlos porque esto es un combate y un esfuerzo que dura toda la vida, no pretendamos ser santos de la noche a la mañana, tengamos paciencia con nosotros mismos pero sin pereza o pusilanimidad. Recemos mucho y vayamos a los pies del Sagrario para recibir fuerzas del Señor que nos permita cumplir los propósitos. Recordemos que un propósito que tenemos como Apóstoles de la Misericordia es el de rezar todos los días una coronilla de la misericordia. Tratemos de cumplirlo siempre.
Jesús, en Vos confío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

VISITANTES DE....