I made this widget at MyFlashFetish.com.

martes, 5 de enero de 2010

No tengamos miedo de Jesús.


No tengamos miedo de Jesús.
Si hemos pecado, no desconfiemos de la misericordia de Dios, de la bondad de Jesús, porque al Señor lo hiere la desconfianza del alma más que el pecado mismo. No tenemos que pecar, pero si pecamos, tengamos confianza en que Jesús nos perdonará completamente. ¡No tengamos miedo de Dios! Así procedieron Adán y Eva después del pecado, se escondieron del Señor. Es que el demonio nos hace pecar y, cuando ya nos ha hecho caer, entonces trata de llevarnos a la desesperación para que no acudamos al Médico divino, el único que nos puede curar de nuestro mal. ¿Qué diríamos de un enfermo muy grave que no quisiera acercarse al médico porque tiene miedo de él? Diríamos que está destinado a perecer. Pues así también sucede con el pecador que teme acercarse a Dios, pone en peligro su salvación eterna. ¿Qué nos cuesta confiar, si sabemos que Dios es la Bondad infinita? ¿Podemos creer que Jesús, después de lo que sufrió por nosotros, nos deje abandonados y no nos auxilie? Es más fácil que el sol se oscurezca y que no alumbre, antes que nos falte la bondad del Señor. Entonces confiemos en Él y tantas veces como pequemos, tantas veces acudamos a Él y humildemente pidámosle perdón. Vayamos a confesarnos a menudo, que el sacramento de la confesión no solo nos borra los pecados, sino que nos va curando las viejas heridas y nos ayuda a vencer más fácilmente las tentaciones.
Jesús, en Vos confío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

VISITANTES DE....