I made this widget at MyFlashFetish.com.

viernes, 12 de junio de 2009

Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,



Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,"La Divina Misericordia en mi alma", con comentario
466 (193) El momento de la confesión.
El confesor [178] me preguntó si en aquel momento estaba Jesús y si lo veía. Sí, está y lo veo. Me ordenó preguntar por ciertas personas. Jesús no me contestó nada, pero lo miró. Pero terminada la confesión, mientras hacía la penitencia, Jesús me dijo estas palabras: Ve y consuélalo de mi parte. Sin entender el significado de estas palabras, en seguida repetí lo que Jesús me había ordenado.
467 Durante todo el tiempo de los ejercicios espirituales estuve sin cesar en contacto con Jesús y me uní a Él con toda la fuerza de mi corazón.
Comentario:
No se deben preguntar los “porqués” a Quien sabe los “porqués” de su forma de actuar. No se debe preguntar a Jesús por qué hizo esto o por qué hizo aquello, pues Él todo lo que quiere o permite, siempre es para bien de las almas. Pero tengamos por seguro que, cuando llegue el momento, el Señor mismo nos iluminará sobre lo acontecido y no quedaremos en duda. Solo debemos ser muy fieles a Él, y Él a su debido tiempo nos dirá sus “porqués”, el resto lo entenderemos cuando estemos en el Cielo, donde veremos muy claramente los misteriosos “porqués” que en esta tierra no comprendemos. Simplemente es más perfecto confiar en el Señor, sin preguntarle ni preguntarnos nada, sino solo siguiéndolo por el camino que Dios nos quiera llevar, tomados de su mano y alegres con todos los cálices que el Señor nos presente, aunque sean muy amargos.
Jesús, en Vos confío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

VISITANTES DE....