I made this widget at MyFlashFetish.com.

viernes, 26 de junio de 2009

Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,



Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,"La Divina Misericordia en mi alma", con comentario
470 (194) Una noche, cuando desde mi celda miré al cielo y vi un espléndido firmamento sembrado de estrellas y la luna, de repente entró en mi alma el fuego de amor inconcebible hacia mi Creador, y sin saber soportar el deseo que había crecido en mi alma hacia Él, me caí de cara al suelo humillándome en el polvo. Lo adoré por todas sus obras y cuando mi corazón no pudo soportar lo que en él pasaba, irrumpí en llanto. Entonces me tocó el Ángel Custodio y me dijo estas palabras: El Señor me hace decirte que te levantes del suelo. El anhelo de Dios me invadió aún más.
Comentario:
Esto nos recuerda a Jesús cuando, después de la Transfiguración, les dice a sus discípulos que no tengan miedo. Es que cuando uno descubre apenas la grandeza de Dios, queda como aplastado, como aniquilado; y es entonces allí cuando Dios se acerca al alma y la hace levantar y la coloca a su altura, pues Dios trata a las almas como a sus más amadas esposas, y las quiere con Él en su gloria. El Señor es muy bueno, y se ha humillado hasta el fin, con tal de elevarnos a su altura. Cuando veamos alguna calamidad, algún mal de cualquier especie, pensemos que no es Dios el que lo causa, porque de Dios no puede venir nada malo, ya que Él es Bueno. El mal viene de Satanás, y Dios a veces lo permite porque sabe sacar un bien de ese mal, pedro no quiere el mal. Confiemos en Dios y seamos respetuosos con Él, pero también muy amorosos.
Jesús, en Vos confío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

VISITANTES DE....