I made this widget at MyFlashFetish.com.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,


"JESUS YO CONFIO EN TI"


Fragmento del Diario de Santa Faustina Kowalska,"La Divina Misericordia en mi alma", con comentario
Jesús, el más pobre.
533 Al quedarme sola empecé a reflexionar sobre el espíritu de pobreza. Veo claramente que Jesús no poseía nada siendo el Dueño de todas las cosas. El pesebre prestado; camina por la vida haciendo el bien a todos sin tener dónde apoyar la cabeza. Y en la cruz veo el colmo de su pobreza, ya que ni siquiera tiene puesta una vestidura. Oh Jesús, a través del solemne voto de pobreza deseo asemejarme a Ti; la pobreza será mi madre. (10) No poseer nada exteriormente ni disponer de nada como de mi propiedad, ni tampoco desear algo interiormente. Y en el Santísimo Sacramento ¡qué grande es Tu pobreza! ¿Hubo alguna vez un alma tan abandonada como Tú, Jesús, en la cruz?
Comentario:
¡Qué distinto piensa el mundo! ¡Y qué distinto, incluso, pensamos nosotros, que queremos tener dinero y apreciamos tanto los bienes materiales! ¡Y pensar que no hay cosa que sea más peligrosa para la salvación, como el estar apegados a los bienes de esta tierra!
Si el Señor, que conoce todas las cosas, quiso ser pobre y permanecer pobre, por algo será.
Es tiempo de que pensemos en esta actitud de Jesús que, pudiéndolo tener todo, no quiso tener nada.
Es que la libertad que da la pobreza, no la da la riqueza, porque aunque uno se cree libre al ser rico, en realidad es esclavo de sus bienes.
Pero lo difícil que hizo Jesús fue el tener en sus manos ríos de oro, y permanecer pobre. Porque ciertamente los ricos le daban grandes limosnas y regalos, que Él utilizaría para los pobres y para los gastos comunes del grupo apostólico, pero nunca se guardó nada para sí, y esto es más difícil todavía, porque quien es pobre a la fuerza, porque nunca tuvo la oportunidad de tener mucho dinero, no tiene mucho mérito. Pero en cambio el que puede tener muchos bienes, e incluso los tiene en sus propias manos, pero no los acapara sino que permanece siendo pobre, ese sí que es grande.
Pensemos en este modo de obrar de Cristo y obremos nosotros también de la misma manera.
Jesús, en Vos confío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

VISITANTES DE....