I made this widget at MyFlashFetish.com.

martes, 19 de julio de 2011

Dar de beber al sediento.

"JESUS YO CONFIO EN TI"

Dar de beber al sediento. 
Jesús dice que no quedará sin recompensa quien dé un vaso de agua fresca a uno de sus discípulos. ¿Y qué decir entonces de quien dé un vaso de agua a quien está sediento, a quien como el mismo Cristo en la cruz, tiene una sed abrasadora? Será como darle el agua al mismo Cristo, porque lo que se hace al prójimo, se hace a Jesús, ya que Jesús está presente en los hermanos, especialmente en los más necesitados.
Dios nos quiere asociar a su obra y por eso Él permite que haya sedientos, para que nosotros, dándoles de beber, ganemos méritos para el Cielo y ejercitemos el amor al prójimo y a Dios. Porque todo el Evangelio se reduce a amar: amar a Dios y al prójimo en Dios.
El agua es de Dios y no se le puede negar un vaso de agua a nadie.
El agradecimiento del cuerpo del sediento al que le hemos dado de beber, subirá hasta el trono de Dios y volverá a nosotros en lluvia de bendiciones, porque Dios reporta como hecho a Él mismo lo que se hace en la tierra al más humilde de los hombres.
Si pensáramos más en esta maravilla que son las obras de misericordia, no dejaríamos pasar ni una sola ocasión para hacerlas. Ni un solo día pasaríamos sin hacer al menos varias obras de misericordia.
Y si recordáramos que el Señor ha dicho en su Evangelio que son bienaventurados los misericordiosos porque obtendrán misericordia, entonces sí que buscaríamos la manera de ejercitar la misericordia a todas horas y en todo tiempo, con tal de obtener la preciosa Misericordia de Dios sobre nuestros muchos pecados.
Y si nuestros pecados son muchos y muy graves, entonces seremos más misericordiosos, porque a quien mucho ama, mucho se le perdona, y para que mucho se nos perdone, mucho hay que amar, entonces nos preocuparíamos por amar mucho, obrando misericordiosamente.
Jesús, en Vos confío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

VISITANTES DE....